Salud

5 cosas que la ciencia nos enseñó sobre la felicidad en 2018

Las 5 cosas más importantes que la ciencia aprendió sobre la felicidad en 2018

Repasamos algunas de las conclusiones relevantes aportadas por diversas investigaciones científicas en relación a la búsqueda de la felicidad y la conexión con los demás.

2018 no ha sido precisamente un año plagado de nuevas noticias: la fragmentación política, el auge de la extrema derecha, el cambio climático y el deterioro del planeta o la crisis económica y la división cada vez más profunda entre una mayoría pobre y precaria y una minoría rica ha copado los titulares internacionales a diario.

El consejo de Stephen Hawking para encontrar la felicidad

En contrapartida, la ciencia nunca ha dejado de buscar cómo las personas podemos tener vidas llenas de felicidad y significado en medio de los numerosos desafíos y retos del mundo. El resultado fue una cosecha abundante de hallazgos de psicología positiva útiles e interesantes, algunos de los cuales recogemos a continuación.

5 claves acerca de la felicidad reveladas por la ciencia

  • Hacer amigos verdaderos lleva mucho tiempo: Según el ex cirujano general Vivek Murthy, Estados Unidos se encuentra en medio de una epidemia de soledad, con casi la mitad del país informando que se sienten solos. Además, la ciencia demostró que hacer amigos de verdad lleva su tiempo. Un estudio, publicado en el Journal of Social and Personal Relationships, mostró que a los estudiantes les lleva 120 horas pasar de ser conocidos informales a verdaderos amigos. Para los adultos, el tiempo promedio fue de 164 horas. Desde una perspectiva práctica, es importante recordar que hay que dedicar tiempo, cuidados y atención a nuestros seres más queridos.
  • Tienes menos inteligencia emocional de la que crees: Dos recientes estudios pidieron a los sujetos que interpretaran las emociones de otras personas a partir de sus expresiones y encontraron que “las personas más seguras a menudo eran las menos precisas en el sentido de empatía. El problema es la arrogancia: pensar que entendemos a las personas mejor que nosotros y llegar a conclusiones injustificadas”. Asumir que no puedes adivinar las emociones de los demás te hará mejorar a largo plazo tu empatía e inteligencia emocional, preguntando de forma más directa a los demás cómo se sienten. Esto mejora las relaciones y conexiones humanas, fundamentales para la felicidad.
  • Dormir bien equivale a menos soledadUn artículo publicado en la revista Nature explicó la relación que existe entre el cansancio y la soledad. Los investigadores sometieron a sujetos de estudio descansados y no descansados  a una exploración cerebral mientras observaban a un extraño acercarse. Los participantes cansados ​​fueron más rechazados por las nuevas personas y querían que se mantuvieran más lejos. También informaron sentirse más solitarios. En resumen, tener sueño nos hace querer evitar a las personas, y en un experimento de seguimiento, los científicos también demostraron que también resulta a la inversa: los demás evitan a las personas con sueño. Otros estudios han demostrado que el sueño saludable afecta nuestras relaciones al ayudarnos a empatizar mejor con los demás, reducir nuestros prejuicios, modular nuestra ira y ser menos susceptibles al rechazo.
  • Mirar tu teléfono hace que pasar el rato sea menos divertido: La ciencia también ha confirmado que salir con amigos realmente es menos divertido si estás enganchado del smartphone o pendiente constantemente de aplicaciones o redes sociales. Al respecto, un estudio publicado en el Journal of Experimental Social Psychology investigó cómo los teléfonos inteligentes influyen en las interacciones en persona invitando a más de 300 personas a compartir una comida con amigos o familiares en una cafetería. Algunas personas mantuvieron sus teléfonos a su lado, mientras que otras las apagaron. Los resultados revelaron que aquellos sujetos que pusieron sus teléfonos fuera de la vista disfrutaron su comida significativamente más y fueron más felices. Toma nota y abandona tu móvil.
  • La diversidad incrementa la amabilidad y bondad de la gente: La ciencia también reveló el pasado 2018 una forma prometedora de pelear contra la maldad y la crueldad: vivir en un vecindario más diverso. En una serie de experimentos, los investigadores mostraron que aquellos que viven en vecindarios con mayor diversidad racial tenían más probabilidades de abrir sus hogares a extraños necesitados, más probabilidades de identificarse con toda la humanidad en lugar de sus únicamente sus compatriotas y más probabilidades de informar que están dispuestos a ayudar sus vecinos.

Fuente | Inc

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.