Salud

5 comidas que creías que ayudan a adelgazar (y no es así)

5 comidas que creías que ayudan a adelgazar (y no es así)

Los mitos alimentarios, la desinformación, el etiquetado de los productos o el boca a boca nos inducen a pensar que ciertos alimentos adelgazan o que otros engordan sin que esto sea exactamente así.

Lo mejor para mantener un peso saludable no es ni obsesionarse con las calorías, ni prolongar una dieta baja en hidratos de carbono, poner en boga peligrosas alternativas milagro o abandonar el inmenso placer que nos proporciona la comida.

11 cenas ricas en proteína para adelgazar y bajar de peso

La llave se encuentra en una alimentación saludable, intuitiva y consciente, apostando por dietas completas como la DASH o la mediterránea. cambiando el sedentarismo y los malos hábitos por actividad física suave, relajación y ejercicio al aire libre y disfrutando de productos frescos y de temporada en lugar de ultraprocesados, azúcares refinados o grasas trans, detrás de problemas como la obesidad, el cáncer o la diabetes.

Hoy repasaremos cinco alimentos que popularmente se cree que adelgazan pero que directamente no sirven a este propósito, o cuyo consumo debe ser moderado.

Sushi

sushi

Como detallábamos en este artículo, el sushi aporta múltiples beneficios para la salud: protege la salud cardiovascular y estimula la circulación mantiene el equilibrio hormonal, tiene componentes anticancerígenos o brinda ácidos grasos omega-3.

No obstante, hay que tener cuidado si lo que deseas es adegalzar: la salsa de soja tiene elevadas cantidades de sodio, algunas salsas engordan y el arroz tampoco es adelgazante. Consumirlo con moderación y aprender a prepararlo tú en casa pueden ser la clave para disfrutar de este exquisito manjar japonés.

Aguacate

aguacate

Los aguacates son frutas tropicales sanísimas, ricas en grasas saludables, vitaminas, fibra o minerales, que alargan tu esperanza de vida, contienen sustancias antioxidantes  anticancérigenas o mejoran tu función intestinal.

Ahora, tampoco debe confundirse eso con comer uno o varios aguacates al día, ya que al igual que el aceite de oliva, el contenido calórico y los ácidos grasos son elevados. Lo recomendable para una persona que sigue una dieta variada y normales es ingerir dos aguacates a la semana o a lo sumo, medio aguacate al día. Es más adecuado desayunarlo o comerlo al mediodía.

Barritas

barrita

Ya sea en su variante light o normal, es muy común que cuando las personas quieren perder su peso o controlarlo, opten por desayunar o sustituir snacks y aperitivos de media mañana o media tarde por barritas energéticas o de proteína, muchas de ellas ricas en azúcares refinados, conservantes, edulcorantes y otros productos nocivos para la salud.

Las barritas de cereal son poco recomendables, ya que aportan ingredientes con escasa calidad nutricional como el aceite de palma o el jarabe de maíz, así como escasa fibra. En lugar de las de proteína, que contienen azúcares añadidos y grasas saturadas e hidrogenadas, es mejor optar por fuentes proteicas naturales: legumbres, frutos secos, tofu, etc…

Por otro lado, las de carácter nutritivo son aptas para niños o deportistas, brindan fibra y antioxidantes e incluyen frutos secos o semillas. Sin embargo, tampoco es aconsejable su consumo si deseas adelgazar, ya que destacan por su elevado contenido calórico.

Ensaladas envasadas

ensalada envasada

Es mejor preparar tus propias ensaladas empleando verduras y frutas frescas de temporada, queso fresco, semillas, nueces y un largo etcétera, y optando por aliños que no sean demasiado pesados. No obstante, las ensaladas envasadas de los supermercados son una bomba calórica y están cargadas de procesados: desde pollo frito a tiras de bacon, salsa seca o cebolla frita.

Además, las ensaladas prefabricadas contienen más sal y azúcar, tropezones calóricos de origen animal y poca variedad de verduras. Lo ideal es aliñar las caseras con aceite de oliva virgen extra, vinagre y una pizca de sal y pimienta. 

Galletas y snacks light

galletas light

Muchas personas creen que que los niños se atiborren de galletas María es algo positivo, pero en realidad ni siquiera las versiones light de las galletas son opciones saludables, sino capirchos que deberían consumirse de forma esporádica, al igual que la bollería industrial.

Existen alternativas de desayuno mucho más sanas: yogur griego con bayas, avena con chocolate negro, granola con cereales integrales, panes enteros con aceite de oliva, fruta fresca, nueces…

Desde luego, ya sea para controlar el peso o contribuir a una alimentación saludable, las galletas no te ayudarán en tu propósito. 

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.