Salud

5 alimentos de moda que pueden ser peligrosos, según la OCU

5 alimentos de moda que pueden ser peligrosos, según la OCU

Desde la OCU han advertido que productos alimenticios de moda como el zumo de aloe, los suplementos de té verde, las algas, el shiitake o las mal llamadas bebidas “détox” están bajo investigación, pudiendo resultar dañinos al consumirse en exceso.

Cada año que pasa surgen nuevas tendencias y modas en el terreno de la alimentación, desde potenciales superalimentos -como la cúrcuma, la col kale, la quinoa o los frutos secos- a dietas que pueden ser desde sanas y positivas como la mediterránea o la vegetariana a peligrosas y nocivas como la Duncan, la Keto o la paleodieta -bajas en carbohidratos y perjudiciales a largo plazo- o modas como las dietas détox, totalmente desmentidas por la ciencia y categorizadas como bulos.

Las 11 comidas más peligrosas del mundo

Sin embargo, existen alimentos con los que, debido a cuestiones relacionadas con la seguridad alimentaria, deberías tener cuidado, especialmente al consumirlos en grandes cantidades. Desde EREN, red de intercambio de información creada entre la unidad de riesgos emergentes de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) y los países miembros de la UE han realizado investigaciones que intentan anticiparse a los peligros en materia de investigación.

Para prevenir o minimizar los posibles efectos negativos de los siguientes cinco alimentos, la OCU recomienda comerlos forma moderada, esporádica y dentro de una dieta variada y equilibrada.

Aloe Vera en bebidas y suplementos

Aloe Vera

El problema apunta a un componente llamado aloína, que favorece la función intestinal o tiene un efecto laxante pero que a partir de ciertas dosis podría resultar tóxica tal y como se investiga. No se ha podido establecer hasta la fecha ingesta diaria segura en seres humanos mientras que varios países europeos no tienen sistemas de monitorización adecuados para controlar el nutriente. Los zumos y bebidas de aloe suelen estar en manos de productores pequeños que no tienen en su mano la información precisa sobre el proceso.

Smoothies de hojas verdes

Smoothie verde

Los smoothies, batidos o zumos elaborados con frutas y verduras de hoja comercializados por su potencial “détox” o depurativo no han podido demostrar científicamente esta valía, incluso podrían no ser seguros debido al ácido oxálico, una sustancia tóxica naturalmente presente en las verduras de hoja, como las espinacas o el kale.

Desde la EFSA indican que un consumo diario superior a 180 mg de ese compuesto aumenta el riesgo de formación de cálculos renales (una ración de smoothie de 250 ml sería suficiente para sobrepasar ese límite). Otra contraindicación sería la reducción de la absorción de otros minerales como el calcio, el hierro o el potasio. Puedes tomar las verduras cocidas de manera que los niveles de oxálico se reducen entre un 30 y un 87%.

Otra cosa que preocupa a los investigadores es el contenido en nitratos, ya que las verduras de hoja verde alcanzan concentraciones más altas, mientras que también podía haber presencia de bacterias o virus al carecer los vegetales de los batidos deto de tratamientos térmicos o de conservación.

Seta shiitake cruda

Shitake

En Francia existe una cifra creciente de casos de dermatitis tras el consumo de esta seta poco cocinada debido a un azúcar naturalmente presente en las setas y conocido como lentinan, que se inactiva al cocinarla con calor pero que permanece si las shiitake se comen crudas. Los síntomas perviven entre 3 y 21 días y algunos pacientes tienen que ser tratados con corticoides o antihistamínicos, o con ambos.

Algas

Alga

Mientras que en países como Japón su consumo está generalizado, existen otras poblaciones donde las algas no forman parte de la dieta tradicional, por lo que podría haber intoxicaciones al superarse las dosis recomendadas de yodo. Además, al usarse en la agricultura o la ganadería también hay peligros de toxicidad en los animales y de contaminación de los suelos, pues contienen altos niveles de metales pesados, como el arsénico. También podrían portar contaminantes químicos o microbiológicos procedentes del medio marino.

Suplementos a base de té verde

Suplemento

Beber infusiones de té verde o bebidas elaboradas a partir de la planta no tiene riesgos, pero los suplementos muy concentrados podrían resultar peligrosos, puesto que una dosis de catequinas por encima de los 800 mg diarios se asocia a daños hepáticos. La EFSA aconseja a los fabricantes informar sobre la dosis de catequinas en el etiquetado de los suplementos.

Otros alimentos o métodos de moda que podrían entrañar peligros son la Hierba Cohash, los pesticidas con ARN, las nanoemulsiones en alimentos o el exceso de nutrientes en alimentos enriquecidos. 

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.