Si eres de los que pelas la fruta, no estás solo.

Es muy frecuente. La mayoría retira la piel, incluso cuando es bastante comestible, como es el caso en manzanas o peras.

Debes saber que, al hacerlo, estás renunciando a una parte esencial. Esto se debe a que la cáscara contiene nutrientes y componentes esenciales para el organismo.

La piel de la fruta es baja en calorías, azúcar y grasas. Al tiempo, es una fuente interesante de fibra que favorece el tránsito intestinal, genera sensación de saciedad y protege la membrana mucosa del intestino.

11 síntomas silenciosos de que te falta vitamina B1

Ciertas pieles incluso son ricas en minerales y vitaminas, como es el caso de los cítricos.

Algunos estudios también apuntan a que, en general, la cáscara y las semillas resultan más ricas en antioxidantes que la pulpa en muchas frutas.

Esto no significa que, si has estado comiendo fruta pelada, ésta no te haya aportado los nutrientes ligados a este tipo de alimentos.

Se trata de darse cuenta de que, igual que otros alimentos pueden perder parte de su valor nutricional en función de cómo se cocinan, ciertas frutas también son más ricas si se consumen con cáscara.

Así, si vas a empezar a comerlas sin pelar, no debes olvidar en ningún momento lavarlas previamente, ya que en la piel pueden quedar restos de pesticidas y bacterias.

Plátano

7 alimentos que estimulan la producción de serotonina (y aumentan tu bienestar)

Aunque no lo creas, la cáscara del plátano se come y además es nutritiva.

Puede que en España no conozcas a nadie que lo haga, pero en otro países, como India, no es tan raro.

Su sabor es más fibroso y amargo que la carne del plátano, según un artículo de la versión americana de Business Inisder.

Es frecuente consumir la cáscara de plátano horneada o frita, aunque otra forma de que pase desapercibida es incluyéndola en batidos. Para ello, puedes probar a hervirla para lograr que sea menos dura.

Y, aunque siga pareciéndote algo extraño, motivos para comer la piel de esta fruta no faltan.

Si el plátano es rico en potasio, magnesio, fibra y ciertas vitaminas como la B6 y B12, al ingerir la cáscara estarás incrementando el porcentaje de todos estos nutrientes, tal como señala la nutricionista Laura Flores a la publicación LiveScience.

Limón

limon

El limón es un alimento que conlleva numerosos beneficios para la salud.

Es rico en vitamina C, ácido cítrico, potasio, es un importante antioxidante, resultando además bajo en calorías. Y buena parte de estos nutrientes se encuentran también en su piel, como es el caso de los antioxidantes.

Este cítrico es además rico en fibra soluble, que favorece digestiones más lentas y un mejor tránsito intestinal. Pero estas cualidades no se encuentra en su zumo, sino que se localizan en la piel blanca del limón, por lo que sería recomendable probar a consumir la fruta entera.