Salud

11 alimentos que deberías comer mucho durante toda la vida (y por qué)

11 alimentos que deberías comer mucho durante toda la vida

Aunque la palabra superalimento sea un reclamo de marketing, lo cierto es que existen algunos ingredientes que deberían tener gran presencia en tu dieta durante toda la vida para cuidar y proteger tu salud.

Cuando se trata de una alimentación saludable, hay amores para toda la vida. Hoy repasamos once alimentos que deberían acompañarte siempre para blindar tu salud física mental, y garantizar tu bienestar y prevenir numerosas enfermedades. Recuerda que resulta clave que todos los colores tengan gran presencia en tu dieta.

Los arándanos aumentan tu capacidad intelectual

Los 9 mejores alimentos para combatir la celulitis

Podemos definir a los arándanos -así como otras bayas y frutos del bosque como frambuesas o moras-  como golosinas naturales cargadas de antioxidantes y vitamina C, que ayudan a combatir enfermedades. También son ricos en antocianinas, que han demostrado aumentar las funciones cerebrales. Añádelos al desayuno para mejorar tu memoria y tómalos como snack o merienda para prevenir los resfriados. También son buenos para proteger a tu hígado del daño.

El brócoli protege tu vejiga

brocoli

Estudios científicos han demostrado que las verduras crucíferas protegen contra el cáncer de vejiga. También es rico en fibra, por lo que favorece el buen tránsito intestinal. Investigadores chinos han descubierto que la forma más sana de comer esta verdura es picarla en trozos pequeños y dejarla reposar durante 90 minutos, para después asarla a fuego lento durante 4 minutos.

El ajo protege tu colon

Ajo

Este alimento rico en antioxidantes no solo es sabroso sino que puede reducir el riesgo de desarrollar tumores de colon, tal y como revelan los más recientes descubrimientos científicos. Otros de los beneficios más notables del ajo son la presencia de vitaminas y minerales como manganeso, la vitamina B6, la vitamina C, el selenio o la fibra, su potencial para combatir enfermedades, su protección contra ala demencia o su potencial depurativo frente a los metales pesados.

Las semillas de lino, una gran ayuda contra el cáncer de mama

Semillas de lino

Estas pequeñas semillas marrones están llenas de fibra y cargadas de lignanos, que se ha demostrado que ralentizan el crecimiento tumoral en mujeres con cáncer de seno. También contienen magnesio para ayudar a controlar el azúcar en la sangre y ácidos grasos omega-3 para reducir los triglicéridos y la inflamación. En general, el consumo de semillas -como chía, cáñamo o girasol- es altamente recomendable. 

La soja presente en alimentos como el tofu cuida tus huesos

tofu

El tofu y otros productos derivados de la soja son recomendables para todo el mundo, y deben tener una notable presencia en las dietas veganas y vegetarianas. Una de sus potencialidades es que reduce el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal, baja el colesterol malo y aumenta la fortaleza ósea. Repasando otros beneficios del tofu, previene la osteoporosis, reduce el riesgo de padecer diabetes, previene las enfermedadees renales y ayuda a controlar el peso.

La granada reduce la inflamación

granada

El jugo de granada puede reducir la inflamación causante de cáncer y evitar la progresión de la enfermedad coronaria. También combate las arrugas y es un excelente alimento para prevenir el envejecimiento.

El chocolate negro reduce el estrés (y alarga la vida)

Por si necesitas una excusa para disfrutar del chocolate negro, tomar una onza diaria de este producto -que debe contar al menos con un 75% de materia de cacao- puede reducir el colesterol malo, evitar que las arterias se obstruyan y reducir el estrés. Además, comer chocolate semanalmente te ayuda a tener una mejor función cerebral.

Los tomates combaten el cáncer

Tomate

Estas jugosas hortalizas rojas tan presentes en nuestra dieta mediterránea son sumamente ricas en licopeno, un carotenoide que se sabe que reduce el riesgo de desarrollar muchos tipos de cáncer, así como enfermedades del corazón. Los estudios encontraron que cocinar tomates en realidad hace que el licopeno sea mucho más potente. También protegen tu piel, tu vista, tu tracto urinario o tu intestino, mientras que un solo tomate te aporta cerca de la mitad de la cantidad diaria recomendada de vitamina C.

frijoles

Los frijoles y otras legumbres son una alternativa saludable para obtener proteínas. Destacan por su abundante porcentaje de fibra beneficioso para el tracto intestinal. También están llenos de vitaminas B para proteger su corazón y aliviar el estrés, así como minerales fundamentales como el hierro y el calcio.

Las verduras de hoja verde protegen tus ojos

espinaca

Las verduras de hojas verdes oscuras como la espinaca, la acelga y la col rizada son verdaderos superalimentos repletos de hierro, betacaroteno, vitaminas C y E, ácido fólico y calcio, todos esenciales para un cuerpo fuerte y saludable. También contienen luteína, que puede proteger contra la degeneración macular y las cataratas, contribuyendo al cuidado de tu vista.

El pescado azul cuida tu cerebro y corazón

salmón

Pescados como el salmón y la caballa están cargados de ácidos grasos omega-3, un componente que reduce el riesgo de enfermedades cardíacas, disminuye la inflamación en el cuerpo y mejora la función cerebral. Si no comes pescado, los frutos secos como las almendras y las nueces son una buena alternativa con los mismos resultados poderosos.

Por otra parte, el pescado tiene la llave para combatir el insomnio, reducir el estrés y la ansiedad, mejorar el rendimiento cognitivo, quemar grasas o controlar el peso. Su consumo es muy recomendable durante los primeros meses de embarazo.

Fuente | The Healthy

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.