Salud

11 alimentos buenos para tu hígado que debes comer a menudo

11 alimentos buenos para tu hígado que debes comer a menudo

¿Quieres ayudar a tu hígado a realizar correctamente su trabajo? Repasamos algunos de los mejores alimentos que puedes incorporar a tu dieta habitual para cuidar este órgano.

11 alimentos ricos en zinc que deberías incorporar a tu dieta

Aunque lógicamente resulte imposible controlar todos los factores de riesgo, el consumo de ciertos alimentos y bebidas puede ayudar a promover la salud del hígado. Recuerda evitar el consumo de alcohol y tabaco y darle protagonismo en tus menús a los siguientes alimentos. También deberías evitar alimentos ricos en grasas saturadas, alimentos ricos en almidón, y azúcar.

Café

Estos los cafés que Ikea empezará a vender en España (y sus precios)

Una revisión de 2013 que aparece en la revista Liver International sugiere que el consumo de café protege contra problemas como la enfermedad del hígado graso, reduce el riesgo de enfermedad hepática crónica y proteger a este órgano de afecciones dañinas, como el cáncer de hígado.

Otro estudio de 2014 publicado en el Journal of Clinical Gastroenterology sugiere que los efectos protectores del café se deben a cómo influye en las enzimas hepáticas. Este podríareducir la acumulación de grasa en el hígado. También aumenta los antioxidantes protectores en el hígado. Los compuestos en el café también ayudan a las enzimas hepáticas a librar al cuerpo de sustancias cancerígenas.

Avena

Avellana

Las fibras específicas en la avena pueden ser especialmente útiles para el hígado. También tiene compuestos llamados beta-glucanos, que según un estudio de 2017 publicado en el International Journal of Molecular Sciences modulan el sistema inmunitario, combaten la inflamación y luchan contra la diabetes y la obesidad.

La revisión también señala que los beta-glucanos de la avena parecen ayudar a reducir la cantidad de grasa almacenada en el hígado en ratones, lo que también podría ayudar a proteger el hígado.

Té verde

6 alimentos verdes que te ayudarán a perder peso

Un estudio de 2015 que vio la luz en el World Journal of Gastroenterology señala que el té verde puede ayudar a reducir el contenido general de grasa, luchar contra el estrés oxidativo y reducir otros signos de enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD).

Ajo

Este truco viral para pelar ajos ha puesto patas arriba Internet

Agregar ajo a la dieta también puede ayudar a estimular el hígado. Un estudio de 2016 que aparece en la revista Advanced Biomedical Research señala que el consumo de ajo reduce el peso corporal y el contenido de grasa en personas con hígado graso no alcohólico, sin cambios en la masa corporal magra.

Bayas

13 alimentos para mejorar la memoria y prevenir el deterioro cognitivo

Frutos rojos como los arándanos o las frambuesas son ricos en un tipo antioxidantes llamados polifenoles, que pueden ayudar a proteger el hígado del daño, según subrayan estudios como el publicado en el World Journal of Gastroenterology, que recalca que estas frutas contribuyen a estimular el sistema inmunológico.

Uvas

Antiinflamatorios

Una investigación recogida en el World Journal of Gastroenterology informa que las uvas, el jugo de uva y las semillas de uva son ricas en antioxidantes que pueden ayudar al hígado al reducir la inflamación y prevenir el daño hepático.

Pomelo

Los 9 mejores alimentos para combatir la celulitis

El estudio citado también menciona al pomelo como un alimento útil gracias a la presencia de dos antioxidantes principales: naringina y naringenina. Estos pueden ayudar a proteger el hígado de lesiones al reducir la inflamación y proteger las células del hígado. Estos compuestos también pueden reducir la acumulación de grasa en el hígado y aumentar las enzimas que queman grasa.

Gran cantidad de alimentos vegetales

7 alimentos sanos que puedes comer a diario

Un estudio de 2015 informa de que una gran cantidad de alimentos vegetales pueden ser útiles para el hígado, incluyendo aguacates, plátano, cebada, remolacha, zanahoria, arroz integral, brócoli, higo, col rizada, limón, papaya o sandía.

Pescado graso

Salmon

Como señala un estudio en el World Journal of Gastroenterology, el consumo de pescado graso y suplementos de aceite de pescado puede ayudar a reducir el impacto de afecciones como el hígado graso no alcohólico. Una de sus ventajas es la presencia de los ácidos grasos omega-3, que pueden prevenir la acumulación de grasas en exceso y mantener los niveles de enzimas en el hígado.

Frutos secos

Frutos secos

El mismo estudio citado anteriormente recalca que los frutos secos son fundamentales para un hígado sano debido a la presencia de ácidos grasos insaturados, vitamina E y antioxidantes.

Aceite de oliva

5 errores comunes que cometes con el aceite de oliva

Según el estudio del World Journal of Gastroenterology, agregar aceite de oliva a la dieta puede ayudar a reducir el estrés oxidativo y mejorar la función hepática debido al alto contenido de ácidos grasos insaturados en el aceite.

Fuente | Medical News Today

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.