Salud

10 mitos sobre las dietas bajas en hidratos de carbono

10 mitos sobre las dietas bajas en hidratos de carbono

Pese a que reducir la ingesta de carbohidratos en la dieta puede tener efectos positivos como reducir el riesgo de enfermedades como obesidad, diabetes tipo 2 o síndrome metabólico, también persisten muchos mitos dañinos sobre esta alimentación.

En todo lo relativo a la alimentación, existen numerosos mitos. Hoy nos centraremos en aquellos que pululan alrededor de las dietas bajas en carbohidratos, normalmente concebidas para perder peso.

  • Las dietas bajas en carbohidratos funcionan para todo el mundo: Aunque en lo tocante a perder peso las dietas bajas en carbohidratos ayudan y mejoran la mayoría de los factores de riesgo de enfermedad, este patrón de alimentación no es apropiado para todos.En particular, los atletas y las personas que son físicamente activas necesitan significativamente más carbohidratos de los que puede proporcionar esta dieta.
  • Todos los carbohidratos engordan: No es cierto. Son un macronutriente necesario, solamente engordan aquellos refinados y que generan poca saciedad. En este sentido, cabe destacar que muchas poblaciones de todo el mundo, como los habitantes de la isla japonesa de Okinawa, mantienen una buena salud con una dieta alta en carbohidratos que incluye alimentos enteros y sin procesar.
  • Las zanahorias, las frutas o las patatas son saludables debido a los carbohidratos: Muchísimos alimentos tradicionales y frescos, sin procesar, son demonizados o apartados por su contenido de carbohidratos. Lo suyo sería reemplazar este tipo de comida con alimentos ricos en carbohidratos, que pueden funcionar como componente saludable de una dieta equilibrada.
  • Las dietas bajas en carbohidratos siempre deben ser cetogénicas: La dieta keto puede aportar beneficios, pero también implica problemas -ya hay estudios que señalan que acorta la vida y perjudica el corazón-. Mientras que esta dieta acorta los carbohidratos a menos de 50 gramos, el patrón de alimentación puede incluir entre 100 y 150 gramos de carbohidratos por día. 
  • Todos los carbohidratos son azúcar: Afirmar que todos los carbohidratos se descomponen en azúcar en el sistema digestivo es en parte cierto, pero engañoso. La palabra “azúcar” se aplica a varios azúcares simples como glucosa, fructosa y galactosa. El azúcar de mesa (sacarosa) consiste en una molécula de glucosa conectada a la fructosa. Mientras, el almidón, presente en patatas y granos se trata de una larga cadena de moléculas de glucosa, descompuesta por las enzimas digestivas. Aunque los azúcares simples son fácilmente digeribles y causan un aumento significativo en los niveles de azúcar en la sangre, los almidones y otros carbohidratos en los alimentos integrales no tienden a elevar los niveles de azúcar en la sangre tanto como los de los postres y los alimentos refinados o procesados.
  • Es imposible engordar siguiendo una dieta baja en carbohidratos: Aunque este mito persiste, es totalmente mentira. Muchos alimentos bajos en carbohidratos pueden engordar, como por ejemplo el queso.
  • Puedes consumir aceite de coco o mantequilla a tutiplen: No, su consumo excesivo puede resultar peligroso y perjudicial para su salud.En lugar de pasarte con múltiples alimentos ricos en grasas saturadas, escoge muchos alimentos integrales ricos en proteínas y fibra.
  • Las calorías no importan: Las calorías son una medida de energía, por lo que la grasa corporal es simplemente energía almacenada. Si tu cuerpo absorbe más energía de la que puede quemar, la almacena como grasa corporal. Si tu cuerpo gasta más energía de la que ingieres, quemas grasa para obtener energía. Eso sí, contarlas rigurosamente es en gran medida innecesario en una dieta baja en carbohidratos.
  • La fibra es irrelevante para la salud humana: Los carbohidratos no digeribles se conocen colectivamente como fibra dietética. Este nutriente es vital para las bacterias intestinales, que convierten la fibra en compuestos beneficiosos como el butirato de ácido graso. De hecho, muchos estudios muestran que la fibra, especialmente la fibra soluble, conduce a varios beneficios, como la pérdida de peso y la mejora del colesterol (
  • Los carbohidratos causan enfermedades: Muchas personas que son metabólicamente saludables pueden comer muchos carbohidratos sin daño, siempre y cuando se concentren en los alimentos integrales. Sin embargo, para las personas con resistencia a la insulina u obesidad deberían evitarlos en mayor medida o apegarse a alimentos enteros y sin procesar, haciendo ejercicio regular.

Fuente | Healthline

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.