TICbeat LAB

Métodos para darte cuenta de si una mascarilla es falsa

mascarilla

El debate sobre las mascarillas para prevenir el contagio del coronavirus es importante en nuestro país. Pero más allá de los precios o la complicación que supone en ocasiones conseguirlas, también ha crecido un negocio de mascarillas falsas que resulta peligroso en un estado de pandemia.

Este no es un problema que se restrinja únicamente a España, desde Estados Unidos a Emiratos Árabes Unidos se está viviendo una lacra que en muchas ocasiones llega a los ciudadanos. Lo idóneo es comprar las mascarillas en farmacias, donde está asegurada su fiabilidad y además pueden explicarte el modelo y sus características.

Pero en caso de que hayas comprado unas mascarillas y dudes si son falsas, lo primero que deberías hacer es averiguarlo mediante el vendedor o información a la que puedas acceder. Aun así, también vamos a comentarte algunos métodos para descubrir si son realmente útiles.

Unas mascarillas vendidas sin licencia no cumplen con los estándares de salud y protección, además ofrecen falsa sensación de seguridad y pueden recolectar gérmenes, lo que las hace especialmente peligrosas.

Del mismo modo, es importante conocer el modelo que se compra, ya que algunas mascarillas sirven para no contagiar, pero no protegen al individuo que las lleva.

Si se quiere detectar si una mascarilla es falta, desde el medio Khaleej Times recomiendan verter un poco de agua sobre la máscara y sostenerla en el aire, “si es original, no habrá fugas“. Otro modo para probar si es efectiva a la hora de aislar a la persona es ponérsela y soplar a un mechero que esté a varios centímetros, en caso de que se logre apagarlo no será una máscara original.

Una máscara original tiene varias capas de tela que se funden y no dejan pasar ni la luz ni el aire, pero tampoco absorben ni atraen partículas ajenas. En el mismo medio recomiendan acercar partículas de plástico a la mascarilla para ver si se sienten atraídas por ella, en caso de que ocurra así, también será falsa.

En definitiva, existen distintos métodos para verificar su fiabilidad, pero ante la duda hay que evitar falsificaciones y la mejor forma de hacerlo desde el principio es comprando en una farmacia o sitio de confianza.

*Artículo original publicado por Ekaitz Ortega en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

ComputerHoy.com