TICbeat LAB

7 consejos para mejorar tu escritura (y cómo puede ayudarte a encontrar empleo)

7 consejos para mejorar tu escritura (y cómo puede ayudarte a encontrar empleo)

Son muchas las empresas que piden a los posibles candidatos pruebas de escritura, convirtiéndose esta habilidad en una competencia interdisciplinar fundamental para un perfil profesional completo. ¿Cómo mejorarla? He aquí unos apuntes.

Cualquier proyecto absorbe beneficios de una buena escritura, no solo en áreas concretas como la creación de contenidos, la imagen de marca o la redacción de informes, sino en todos los aspectos: desde reuniones a redes sociales, presencia en medios, comunicación interna, cooperación entre departamentos o exposición de ideas. Escribir bien lo empapa todo, aporta brillo, vertebra y tiende puentes.

5 ventajas de escribir a mano con respecto al ordenador

Las personas que escriben bien proporcionan una visión excelente del funcionamiento de su mente, pueden plasmar sus pensamientos creativos y críticos, estructurar adecuadamente los proyectos, crear relaciones más productivas, generar más confianzas e invertir en el tiempo. He aquí algunos apuntes en forma de pequeñas píldoras que te servirán para mejorar tu escritura.

7 claves para mejorar la escritura

  • Lee mucho, idealmente desde la edad más temprana posible. La lectura amplía tu vocabulario, consolida tu gramática, te permite inspirarte en grandes escritores y más. Puedes aprovechar momentos como los viajes en transporte publico o disfrutar antes de acostarte.
  • Repasa todo lo que escribes, incluyendo los mensajes en redes sociales o los correos electrónicos. De esta manera mejorarás tu sintaxis y gramática y podrás corregir tus errores.
  • Menos es más: Sobre todo en formatos como el email, gestiona la cantidad de palabras adecuadamente.
  • Vocabulario sencillo: Especialmente en el trabajo no es bueno abusar de los tecnicismos ni emplear un lenguaje pesado o rimbombante, especialmente hablando con clientes o personas que no manejen determinados términos.
  • Cuidado con los valores atípicos: Si por ejemplo empiezas todas las frases de tu CV con un verbo y una no, a efectos visuales y de lectura resulta discordante.
  • Utiliza anécdotas y ejemplos siempre que puedas: Una historia vale más que 1.000 palabras. Agregar uno siempre que sea posible lo ayuda a conectarse con el lector, apelar a su dimensión emocional y experiencias propias y enriquecer la narrativa del storytelling.
  • Contrata servicios de edición y revisión: Contar con correctores, revisores y editores especializados, así como traductores cuando sea necesario, es fundamental.

Fuente | Fast Company

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.