TICbeat LAB

Cómo limpiar el óxido de las pilas para resucitar un aparato viejo

Cómo limpiar el óxido de las pilas para resucitar un aparato viejo

A todos nos ha pasado que hemos encontrado alguna vez un aparato que teníamos olvidado por casa y al comprobar si tenía pilas, estas se encontraban en el interior oxidadas. Aunque pueda ser desagradable a primera vista, hay ocasiones en que los dispositivos sucios por las pilas todavía funcionan.

Si quieres limpiar la parte del óxido que se forma por el ácido derramado e intentar que el aparato vuelva a funcionar, te hacen falta una serie de elementos, tanto para protegerte como para realizar la limpieza.

Lo primero que debes hacer es preparar un espacio donde limpiar este óxido, y lo mejor es hacerlo en un lugar abierto, no una habitación cerrada. No hay que subestimar la toxicidad que se ha acumulado y lo dañina que puede ser para ti.

Usa guantes y protege tus ojos. Si además tienes una mascarilla, es el momento de utilizarla. Aclaramos que es poco probable que te ocurra nada, pero la prevención es esencial para evitar cualquier tipo de accidente que te pueda llevar a urgencias.

Un aspecto importante es el que apuntan en Dramas de casa, averiguar si son pilas alcalinas o de ácido. En el caso de que sean de ácido lo mejor es utilizar bicarbonato de sodio disuelto en agua destilada; en caso de que sean alcalinas bastará con usar algo de algodón empapado en jugo de limón.

Un cepillo de dientes puede ser una herramienta muy adecuada para limpiar la zona manchada, aunque si se resiste, un poco de lija también puede servir. Es importante no hacer demasiada fuerza y después tirar el cepillo o la lija que hayas utilizado.

Tras frotar comprobarás cómo se irá desprendiendo lo sucio y las partes metálicas y muelles del aparato volverán a estar como nuevos. En el caso de que tras limpiarlo y secarlo siga igual, lamentamos decirte que tendrás que valorar el estado interno del aparato o ir a un servicio técnico, aunque lo habitual es que vuelvan a funcionar tras esta limpieza.

*Artículo original publicado por Ekaitz Ortega en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

ComputerHoy.com