TICbeat LAB

Cómo lanzar tu propio proyecto de crowdfunding, paso a paso

Primer acto: la idea

Cómo lanzar tu propio proyecto de crowdfunding, paso a paso

Es muy probable que la idea en si misma del proyecto haya surgido antes de plantear el crowdfunding como alternativa de difusión. Deberás pensar en todas las características del producto, desde sus prestaciones a sus materiales. ¿Qué necesidades solventará? ¿Hacia que tipo de público está encaminado? ¿Cuánto tiempo se precisará para su producción? ¿A partir de qué cantidad será viable? ¿Cuál es el mínimo de personas que se necesitan para la financiación? ¿En qué consistirán cada una de las recompensas? Esta fase exige cálculos, una concienzuda investigación y mucha paciencia, dejando fermentar a su vez tu germen creativo. He aquí algunas consideraciones a tener en cuenta:

  • ¿Cómo está el mercado?: A fin de cuentas, considera que un crowdfunding es una modalidad de emprendimiento bajo financiamiento colectivo, por lo que, como en cualquier otro caso, debes realizar un pequeño estudio de mercado adaptado al tipo de negocio. Este te servirá para conocer si las características y especificaciones de tu producto podrán satisfacer a tu potencial target y solucionar problemas, cubrir necesidades o mejorar la vida cotidiana de dicho público objetivo. Saber si tu idea es o no viable es clave para el éxito futuro de tu proyecto de crowdfunding, por lo que puedes realizar sondeos previos, testeos A/B y encuestas a micronichos. Se calcula que, considerando la regla 1-3, un 2% de las visitas de un proyecto se convierten en mecenas.
  • Naming: Escoger el nombre ideal para tu producto, potente, sencillo, fácil de recordar y con gancho no es moco de pavo, ya que se trata de un asunto primordial. Junto con la imagen gráfica o el logo, son algunos de los aspectos distintivos para que los consumidores te recuerden. Lo ideal es que sea lo más breve posible -piensa en marcas famosas como Nike o Apple-, sea sencillo de memorizar, escribir y deletrear, invoque el aspecto esencial del producto y no esté previamente registrado en la oficina de patentes ni como dominio, ya que si tienes éxito tras la pantalla es posible que desees abrir una web o tienda online.
  • Selección de la plataforma: En España, la plataforma más popular es la nacional Verkami, así como otras más enfocadas en proyectos de carácter social como Goteo.org, o Lánzanos, que incluye formación. Si quieres darle a tu proyecto un prisma internacional, sin duda la reina del baile es la archiconocida Kickstarter, seguida de Indiegogo, donde también han visto la luz numerosos proyectos relativos a la tecnología, el arte o la innovación.
  • Considera los aspectos legales del crowdfunding que tiene que cumplir tu campaña: Ponte en manos de un especialista con profundo conocimiento de las leyes para este apartado.
  • Simplifica: Emplea técnicas como el brainstorming para decidir las características fundamentales del proyecto, pero ten en cuenta que menos es más. No te vayas por los cerros de Úbeda y apuesta por crear un producto que brille, resuelva, encandile y conecte con el público objetivo, que debes definir previamente. ¿Para qué segmento de edad está dirigido? ¿Qué lenguaje emplearás para acercarte a ellos? ¿Cuáles son sus inquietudes, nivel socioeconómico o principales aficiones?

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.