TICbeat LAB

Cómo darse de alta como autónomo, paso a paso

alta autonomo paso a paso apoyo1

Primero los trámites con Hacienda

Antes de comenzar, hay que saber que la mayoría de trámites que vamos a enumerar para darse de alta como autónomo se pueden realizar de forma online. Para ello normalmente será necesario contar con un certificado digital o bien estar dado de alta en el sistema Cl@ve (con el que se pueden realizar trámites en Hacienda y la Seguridad Social), pero no cabe duda de que es un método mucho más cómodo. Sin embargo, si nuestros conocimientos en el tema no son muy amplios, y teniendo en cuenta que habrá que rellenar unos formularios burocráticos relativamente complejos, nuestra recomendación es que la primera inscripción se realice de forma presencial en las oficinas de la Administración de turno. Y es que los funcionarios que nos atiendan pueden ser el mejor recurso para suplir las dudas que podamos tener a la hora de inscribirnos. Eso sí, antes de acudir a las oficinas, tened en cuenta que es posible que necesitemos pedir cita previa por teléfono o Internet para que nos atiendan y no volvernos de vacío.

Dicho esto, debemos saber que la primera visita (a la oficina o a la web) que debemos realizar es a la Agencia Tributaria. Allí, nuestra misión es darnos de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), que es una tasa que grava la actividad empresarial y en la que debemos inscribirnos según la actividad que vayamos a realizar de acuerdo a un listado de epígrafes de actividades. Identificar en qué epígrafe concreto se inscribe la nuestra no es una tarea sencilla (la lista es muuuuy larga), por lo que es conveniente acudir teniendo ya clara una idea. Y aunque el Impuesto de Actividades Económicas suene a eso, a impuesto, actualmente están exentas las personas físicas así como las jurídicas que tengan una cifra de negocio inferior al millón de euros, con lo que será muy difícil que nos tengamos que preocupar de pagar esta tasa.

Claves que debes saber si te vas a dar de alta como autónomo

Además, en Hacienda tenemos que realizar el alta censal y elegir el régimen fiscal, trámites que se realizan conjuntamente a lo anterior a través del formulario 036 o 037. Éste último es un modelo simplificado del primero y posiblemente será el que nos corresponda rellenar si nuestra actividad va a limitarse a trabajos profesionales individuales.

Amén de declarar nuestros datos personales y los identificativos de dónde se va a desarrollar nuestro negocio, cumplimentar el formulario no es tarea sencilla. No ya porque la burocracia se ha ganado su fama por la complejidad del lenguaje que se suele utilizar, sino porque es posible que nos enfrentemos a una serie de casillas que no sabremos a qué corresponden. Y es que los trámites que debemos indicar incluyen elegir el régimen fiscal que determina las obligaciones tributarias a las que tendremos que enfrentarnos (por ejemplo las temidas declaraciones trimestrales de IVA), cuestiones que desde luego no son baladí. Por ello la recomendación que os hacíamos de acudir a las oficinas de la Agencia Tributaria para que nos asesoren, aunque también es necesario realizar una tarea previa de documentación sobre los datos a consignar (por ejemplo a través de esta guía práctica que ofrece Hacienda). O, incluso, en el caso de que nuestra actividad sea relativamente compleja, recurrir a una asesoría que nos ayude (o incluso realice los trámites por nosotros, como hemos comentado al principio).

De cualquier forma, nuestros trámites con la Agencia Tributaria servirán para comunicar a Hacienda qué vamos a realizar una actividad lucrativa, cuál va a ser y de qué manera vamos a declarar sus rendimientos. Gracias a ello estarás facultado para empezar a trabajar y realizar facturas legales por tu trabajo. Por cierto, que por si queda alguna duda, este trámite ante la Agencia Tributaria Hacienda es obligatorio en todos los casos, incluso aunque la actividad que se vaya a realizar es temporal (en cuyo caso simplemente tendremos que darnos de baja una vez concluya).

Respecto a las obligaciones fiscales que supone, ya hemos comentado que al inscribirnos como autónomo muy probablemente estaremos obligados a realizar declaraciones trimestrales de IVA e IRPF. Todo depende de la actividad, ya que hay algunas excluidas del IVA y si se trabaja para una empresa, y más del 70% de nuestras facturas llevan retención de IRPF, no es necesario presentar modelos trimestrales de este impuesto. En cualquier caso, las obligaciones fiscales son otro tema que el autónomo tendrá que tener muy en cuenta y que se escapan al objeto concreto de este artículo.

Te recomendamos

Sobre el autor

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.

Leave a Comment