TICbeat LAB

8 cosas que nunca deberías limpiar con vinagre

8 cosas que nunca deberías lavar con vinagre

El vinagre no solamente es compañera indiscutible del aliño de ensaladas, sino un sano y ecológico ingrediente natural para limpiar tu casa. Pero ojo, no lo debes usar con las siguientes ocho cosas.

El vinagre tiene múltiples usos para la limpieza, permitiendo un importante ahorro económico y medioambiental. Puedes emplear este líquido para eliminar cal, manchas o malos olores, esterilizar esponjas, limpiar el horno, desatascar el fregadero, desinfectar alfombras o dejar espejos como nuevos, entre muchas otras cosas.

Cada cuánto debes limpiar toallas, WC o sábanas, según la ciencia

Así pues, aunque en la mayoría de los casos el vinagre sea un excelente limpiador para casi cualquier parte de tu casa, existen algunas cosas que no debes limpiar con él.

8 cosas que jamás deberías lavar con vinagre

  • Lavavajillas: Una cosa es lavar el electrodoméstico de forma mensual con vinagre y otra añadir el líquido para lavar los platos habitualmente. Esto es contraproducente debido a que la acidez del producto puede dañar las partes de goma del aparato. El vinagre es seguro para usar en máquinas hechas con sellos de caucho natural y partes construidas con etileno-propileno, silicona, fluorocarbono, teflón virgen y sellos de caucho sintético. Sin embargo, se debe evitar el vinagre en lavaplatos con sellos hechos de poliacrilato, fluorosilicona y Buna-N, ya que si el vinagre se asienta en la superficie de estos durante un largo período de tiempo, puede causar fallos. Por norma general, el agua utilizada durante el ciclo de lavado diluirá el vinagre tanto que no causará ningún daño, pero si quieres prolongar la vida útil del aparato extrema el cuidado.
  • Baldosas de piedra: Si tienes baldosas de piedra natural en cualquier lugar de su casa, evita limpiarlas con vinagre, limón o amoníaco. La acidez en los productos embota la piedra. Además, para reparar el problema tendrás que afrontar un proceso de pulido muy caro.
  • Encimeras de granito y mármol: Al igual que las baldosas de piedra, el uso de vinagre para limpiar las encimeras de granito o mármol puede arruinar su superficie lisa y brillante. Los limpiadores ácidos pueden deteriorar la parte superior de granito y dejar un resultado opaco o descolorido. Una solución de limpieza mucho más segura es emplearr una mezcla hecha de 5 gotas de jabón para lavar platos, 7-10 gotas de alcohol y una taza de agua.
  • Muebles encerados: El uso de vinagre para limpiar sus muebles encerados disolverá la cera y dejará la superficie opaca. Lo recomendable es utilizar un producto especializado.
  • Manchas de huevo: Si aplicas vinagre a una mancha de huevo las enzimas de proteínas del alimento se coagularán, provocando un efecto bola de nieve que propiciará que las manchas sean aún más imposibles de limpiar. Emplea un poco de jabón y agua tibia en su lugar.
  • Ropa con mezcla de lejía: El vinagre funciona muy bien en la lavadora para sacar el olor a humedad de tu ropa, pero ni se te ocurra incorporar lejía también. ¿El motivo? Esta combinación crea un gas tóxico perjudicial tanto para la salud como para tu ropa.
  • Pisos con acabado de madera: Usar vinagre en algunos pisos de madera dura dañará el acabado, por lo que en todo caso deberías diluirlo en agua u otros ingredientes de limpieza. Los expertos señalan que una solución de bricolaje más segura es una mezcla de detergente líquido y agua.
  • Perlas: Las perlas están hechas de mármol, piedra caliza y carbonato de calcio. Si las expones al vinagre, el carbonato de calcio en la perla reaccionará con el ácido en el vinagre, provocando su disolución. El mejor método para dejarlas impolutas es limpiarlas con un paño suave humedecido en una solución de agua tibia y jabón.

Fuente | Taste of Home

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.