La factura de la luz es una de las mayores mordidas que sufre el presupuesto familiar en España y otros países. La sostenibilidad energética es un objetivo aún lejano, así que lo hogares siguen siendo cómo se va en electricidad una buena parte de sus ingresos.

Por suerte, más allá del gasto inevitable, es posible ahorrar en la factura de la luz haciendo un uso de la energía más eficiente, aunque en algunos casos esto implica cierta inversión inicial.

La factura de la luz se ha encarecido un 92% en 15 años

El ahorro potencial es mucho, de hasta 250 euros al año, aunque todo depende de la cantidad de energía que consumas. A mayor consumo, mayor será la cifra que puedes ahorrar con sólo algunos cambios.

Estos consejos para ahorrar en la factura eléctrica han sido compartidos por la OCU, aunque en varios casos son de sentido común. Prácticamente todo el mundo puede ponerlos en práctica, al menos varios de ellos.

Aquí van los cinco más importantes.

Invierte en dispositivos de bajo consumo

Frigo

Con el paso de los años, los dispositivos electrónicos como por ejemplo electrodomésticos o televisión han ido mejorando su eficiencia. A día de hoy hay una amplia gama de aparatos de bajo consumo que ofrecen las mismas prestaciones a cambio de un menor gasto energético.

Desde televisores hasta hornos, pasando por microondas y frigoríficos. Cambiar todos tus aparatos electrónicos de golpe puede suponer un gasto importante, pero si estás pensando en cambiar alguno próximamente, ten en cuenta la etiqueta de eficiencia energética.

Cuando logres hacer la transición completa estarás ahorrando bastante en la factura.

Apuesta por regletas con interruptor o inteligentes

Enchufe

Aunque no estés usando un electrodoméstico, en algunas ocasiones sigue consumiendo electricidad. Es poca cantidad, pero si sumas varios dispositivos acaba siendo mucho dinero en todo un año.

Es por eso que o bien debes desconectarlos o instalar regletas con interruptores. Esto permite desactivarlos todos con un simple click al botón.

La otra alternativa es pasarte a los enchufes inteligentes con WiFi. Estos dispositivos hacen posible controlar el consumo de cada aparato y desconectarlos a través de Internet desde cualquier lugar.