A lo largo de la última década la factura se ha encarecido más de un 50%, por lo que utilizar un gadget o un app para ahorrar en la factura de la luz quizás no sea una mala idea para tener unos euros más en la cuenta a final de mes.

18 trucos para ahorrar en tu factura de la luz en 2019

Para ahorrar en electricidad resulta imprescindible saber interpretar el recibo de la luz y entender cómo funciona el sistema, ya que así podremos valorar si tenemos la tarifa que más nos conviene o, por ejemplo, cuáles son los puntos débiles de mayor gasto energético dentro de nuestro hogar.

A continuación repasamos 5 gadgets y apps para móviles con los que puedes ahorrar de verdad en la factura de la luz.

Aplicaciones para móvil

app

Puedes empezar a ahorrar en la factura de la luz desde la palma de tu mano con el teléfono móvil. Existen varias apps como ‘Ahorra en Luz. Precio luz hora’ para móviles Android o ‘Precio Luz app’ para iPhone con las que puedes consultar fácilmente el precio del kilovatio por hora en cada momento, de manera que podrás saber cuando te conviene (o no) poner un electrodoméstico a funcionar.

No es una cuestión baladí porque más de 11 millones de usuarios tienen la antigua tarifa TUR (tarifa de último recurso), ahora denominada PVPC (Precio voluntario pequeño consumidor), que va cambiando de manera dinámica a lo largo del día en función de la oferta y demanda.

Con este tipo de aplicaciones puedes consultar los precios en tiempo real, repasar la evolución y tendencia de los últimos días para ver tendencias o ver los precios del día siguiente a partir de las 20:30 horas. Así podrás elegir en qué momento debes poner la lavadora o cuándo merece la pena encender el lavavajillas.

Algunas apps como ‘Ahorra en Luz. Precio luz hora’ ofrecen la posibilidad de configurar alertas para recibir una notificación en el teléfono móvil en el momento del día que elijas e incluso una calculadora para averiguar cuándo merece la pena sustituir las bombillas de casa por unas LED.

Bombillas conectadas y sensores de movimiento

Los sistemas de iluminación inteligentes pueden llegar a suponer un ahorro de hasta un 90% en la factura eléctrica según cálculos de la consultora Gartner.

Las bombillas conectadas pueden ser un buen punto de partida, sobre todo a la hora de sustituir las bombillas más antiguas que tengamos en casa. La oferta se ha multiplicado en los últimos años con modelos de diferentes fabricantes, aunque las más populares son las Hue de Philips y las WeMo de Belkin.

Este tipo de bombillas suelen ser LED o bombillas de bajo consumo, por lo que ya suponen un importante ahorro energético a largo plazo frente a las bombillas convencionales. Además se pueden controlar o programar desde el teléfono móvil, de manera que nos podemos asegurar fácilmente que no hemos dejado ningún interruptor encendido.

Y con el añadido de que algunas permiten crear ambientes personalizando el color de cada bombilla.

La iluminación inteligente puede llevarse todavía más allá con los sistemas de detección de movimiento, con los que las luces solo se encenderán cuando alguien se mueva alrededor. El sistema Hue de Philips, por ejemplo, permite cambiar entre luz blanca o cálida según el momento del día o variar la intensidad según lo configures en la aplicación del teléfono móvil.