Innovación

Estos estudiantes universitarios ya reciben la comida del campus… de un robot

Estos estudiantes universitarios ya reciben la comida del campus... de un robot

Los robots se cuelan sutilmente por numerosas rendijas del ámbito cotidiano. Ahora, los estudiantes del campus universitario de la Universidad de Wisconsin-Madison pronto recibirán los menús del comedor gracias a una legión de pequeños autómatas.

Aunque a veces nos resulten espeluznantes o planteen confusión, dudas y polémica en relación a la automatización del empleo, lo cierto es que los robots ya son nuestros ayudantes y compañeros en diversas tareas: participan en operaciones quirúrgicas remotas, cocinan como auténticos profesionales, tienen capacidad para explorar el cosmos o contribuyen a recoger las cosechas agrícolas.

Otros beneficiados de esta revolución de las máquinas son los estudiantes del campus de la Universidad de Wisconsin-Madison, que muy pronto podrán recibir la comida del comedor de las manos de los robots, ya que se ultiman los flecos de un nuevo servicio de entrega con una flota de 30 robots autónomos de Starship Technologies.

De esta manera, los usuarios del campus podrán encargar su comida desde una aplicación móvil, disponible tanto para Android como para iOS, e indicar la ubicación en la que desean recibir su comida, abonando un coste de dos dólares por la entrega. La app permitirá hacer un seguimiento mediante un mapa interactivo y contemplar la ruta seguida por el robot gracias al potencial de la geolocalización. Starship Technologies ha apuntado que los robots ya han realizado más de 15o.000 entregas autónomas hasta ahora.

Más de la mitad de los robots son “despedidos” de un hotel en Japón

University Housing Dining & Culinary Services está ayudando con la entrega de alimentos de una tecnología bastante innovadora. Los más de 66.000 estudiantes, el personal y la facultad de la Universidad de Wisconsin-Madison tendrán acceso a esta flota, que aparece para buscar “formas ingeniosas de apoyar las necesidades gastronómicas del campus”, dice Peter Testory, Director de Servicios de Gastronomía y Gastronomía de la Universidad.

Desde la universidad alaban la iniciativa, que permite que los estudiantes coman caliente diversos platos ricos y nutritivos de los mercados disponibles en el campus. Una vez que llega el robot, el usuario recibirá una alerta y podrá conocer al robot y desbloquearlo a través de la aplicación. La entrega generalmente se demora tan solo unos minutos, según los elementos del menú pedidos y la distancia que debe recorrer el robot. Los robots pueden transportar hasta 9 kilos de peso.

“Nuestra tecnología está diseñada para ayudar a las personas cuando más la necesitan”, dice Ryan Tuohy, vicepresidente sénior de desarrollo comercial de Starship. “La Universidad de Wisconsin es nuestro campus más grande de EE. UU hasta la fecha, lo que nos brinda la oportunidad de ayudar a los estudiantes y al profesorado a ahorrar tiempo que hubieran pasado en la fila o esperando su comida. Ahora pueden tener más tiempo para concentrarse en las cosas que son importantes para ellos “.

Además de los campus universitarios, Starship también entrega comestibles y paquetes en vecindarios locales y una variedad de artículos en campus corporativos de todo el mundo. La compañía también ha desempeñado un papel en ayudar a promulgar legislación que permita a los robots de entrega operar en las aceras de nueve estados de Estados Unidos en la actualidad. 

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.