Innovación

Una pizca de potasio para largar la duración de la batería de los coches eléctricos

Una pizca de potasio podría alargar la duración de las baterías de los coches eléctricos

Agregar pequeñas cantidades de sal de potasio a las baterías de metal de litio podría hacerlas más seguras y aumentar su eficiencia para la futura movilidad eléctrica, según una investigación reciente.

El potasio tiene la llave para hacer más seguras y eficaces las baterías de metal de litio. Estas son más livianas y pueden almacenar más energía en comparación con las baterías de iones de litio de uso más común, pero su uso generalizado se ha visto limitado por preocupaciones de seguridad. Las más comunes se caracterizan por contener un electrodo hecho de grafito, mientras que estas tienen un electrodo de litio en el que se puede acumular el metal, provocando un cortocircuito, explosiones y fallos descontrolados.

Un equipo de investigadores dirigido por  Lauren Marbella de la Universidad de Columbia en Nueva York han descubierto que agregar una pequeña cantidad de sal de potasio a las baterías de metal de litio evita esta peligrosa acumulación de depósitos en el electrodo. “Siempre que teníamos potasio en la batería, crecíamos menos de estas microestructuras y también teníamos una batería de mayor eficiencia”, dice la responsable del estudio aunque en este momento no está completamente claro por qué.

Los 4 grandes problemas que afrontan hoy los coches eléctricos

Los investigadores encontraron que la adición de potasio aumentó la eficiencia de carga de las baterías del 84% al 88%. Pequeños aumentos en la eficiencia de carga pueden ser de gran ayuda, dice Marbella, particularmente en aplicaciones como los vehículos eléctricos, cuya autonomía limitada constituye uno de los mayores impedimentos en la transición a la movilidad sostenible. “El desarrollo de baterías de metal de litio ayudaría a eliminar parte de la ansiedad por el alcance porque duran más”, señala Marbella.

El siguiente paso será investigar cómo funciona la adición de sal de potasio para limitar la formación de depósitos en el electrodo de litio y optimizarlo aún más. “Esta investigación será importante para el descubrimiento de la química de las baterías de próxima generación que ofrecerán mejoras en la densidad de energía y la seguridad”, dice Shahid Rasul de la Universidad de Northumbria en el Reino Unido, como las baterías de litio-azufre y litio-aire. Se trata de avances esenciales para electrificar sectores como el transporte y la aviación.

Fuente | New Sciencist

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.