Las Lampuga son tablas de surf con un motor eléctrico así que las olas han dejado de ser un problema, como ocurre con las cuestas y las bicicletas eléctricas.

Puedes utilizar estas tabla de surf con motor eléctrico no solo en el mar, sino también en cualquier lago o superficie de agua medianamente grande.

En el siguiente vídeo podemos ver los dos modelos de tablas de surf eléctricas de la marca alemana para 2019, la Lampuga Air y la Lampuga Boost:

Ambos modelos comparten unas características similares, a nivel técnico. Disponen de un motor eléctrico con una potencia de 14 caballos, y una batería extraíble con una autonomía de 45 minutos, que se recarga en 120 minutos. La batería extraíble permite intercambiarla rápidamente para sesiones largas.

La principal diferencia entre ambos modelos está en la velocidad. La tabla de suft con motor eléctrico Lampuga Air alcanza los 50 Km/h, mientras que el modelo Boost, haciendo honor a su nombre, acelera hasta los 58 Km/h.

También el diseño es diferente. Lampuga Air es una tabla de surf hinchable. Tiene una parte sólida que es donde va la batería y el motor, y la base inflable que se puede hinchar con una simple bomba de mano, de forma sencilla.

Lampuga Boost es una tabla de surf convencional, sin aire, más aerodinámica.

El control se lleva a cabo con un acelerador que el piloto lleva en una de las manos, tal como se puede ver en el vídeo. El giro se produce inclinando el cuerpo a un lado u otro, como en una tabla de surf convencional.

Por desgracia, si tienes pensado adquirir una de estas tablas de surf eléctricas, tenemos malas noticias. El modelo Lampuga Air no se vende, solo se alquila a instalaciones recreativas. Lo puedes encontrar en Ibiza, por ejemplo. La versión Boost está en desarrollo y no saldrá a la venta al menos hasta 2020.