Innovación

Smartfin, los surfistas que miden el calentamiento del mar desde la cresta de la ola

Smartfin, los surfistas que miden el calentamiento del océano dSmartfin, los surfistas que miden el calentamiento del océano desde la cresta de la olaesde la cresta de la ola

Smartfin es una organización estadounidense sin ánimo de lucro que proporciona a los surfistas quillas inteligentes para que, mientras buscan la ola perfecta, colaboren midiendo el calentamiento de los océanos a causa del cambio climático.

Nuestros océanos se calientan como si arrojásemos cinco bombas de Hiroshima por segundo: el 80% de ellos podrían verse seriamente afectado por las consecuencias del cambio climático en poco más de medio siglo. Desde la década de 1970, más del 90% del exceso de calor de las emisiones de gases de efecto invernadero ha entrado en el mar.

Los modelos climáticos de los que disponemos revelan que estamos agotando su uso como esponjas para absorber las emisiones contaminantes y que el incremento de las temperaturas está llegando a las zonas más profundas y remotas. El problema no es solo térmico: la acidificación, la pesca masiva, la extinción de los corales o los microplásticos están matando al mar lentamente. Por todo ello, hay que vigilarlos de cerca para comprobar su evolución, y los surfistas pueden ayudarnos.

El cambio climático cambiará el color de los océanos, según alertan los científicos

Las aletas inteligentes de Smartfin, una organización sin ánimo de lucro de Estados Unidos, recopilan datos muy valiosos sobre los océanos como la temperatura y la ubicación. “La mayoría de las personas que realmente se hacen llamar surfistas están ahí fuera, ya sabes, casi todos los días de la semana y, a menudo, durante tres o cuatro horas a la vez”, apunta el doctor Phil Bresnahan, ingeniero de investigación sénior de Smartfin, a Chemistry World.

El tiempo que dedican a este deporte puede brindar directamente información descentralizada y valiosa: las Smartfins se recargan y los datos se cargan en los teléfonos inteligentes, recabando los datos.

Dado que las aletas de surf se destinan a mejorar la estabilidad en el agua, el equipo de Smartfin se dio cuenta de que estos elementos podrían convertirse en potentes máquinas de recopilación de datos al convertirlos en sensores inteligentes. Los creadores del proyecto también se percataron de que existía una brecha en los métodos de recopilación de datos oceánicos: por una parte, la naturaleza dinámica y agitada de las aguas costeras dificulta el funcionamiento de los sensores tradicionales, y aquellos montados en boyas son más limitados en número y tienen menos flexibilidad.

Un proyecto de 2017 encontró que los datos de temperatura del océano de Smartfins (negro) coincidían con los datos del sensor estacionario (azul). Crédito: Smartfin/Scripps Institution of Oceanography

Tras trabajar con investigadores de la Institución de Oceanografía Scripps de la Universidad de California en San Diego, en 2017 nació una colaboración con surfistas locales de San Diego. Los datos recopilados se mostraron tannecesarios como precisos, impulsando lecturas a través de aletas inteligentes en otros lugarres del mundo. El equipo espera incluir también pronto detectores de pH y sensores ópticos.

Mapa del proyecto a lo largo y ancho del planeta

Mapa del proyecto a lo largo y ancho del planeta: Smartfin ha crecido mucho

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) advierte que el aumento de la temperatura del mar no solo daña los hábitats marinos como los arrecifes de coral; también están afectando la seguridad alimentaria y provocando fenómenos meteorológicos más extremos.

Según el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), desde 1993 es probable que la tasa de calentamiento de los océanos se haya más que duplicado y es prácticamente seguro que al absorber más CO2, el océano está experimentando una creciente acidificación de la superficie.

“Si hacer lo que amo y estar donde amo estar puede contribuir a la investigación científica con el objetivo final de la conservación de los océanos, entonces estoy encantado de hacerlo”, apunta David Walden, participante del proyecto Smartfin en Surfrider San Diego Chapter . Tal vez el secreto para preservar un futuro mejor para los océanos se encuentre en la cresta de la ola, de donde los surfistas no se quieren bajar. 

Fuente | World Economic Forum

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.