Innovación

Estos robots europeos se preparan para construir fachadas con gran precisión

robot

La industria de la construcción ya recibe un gran apoyo de la automatización: figuras como el robot Spot, brazos robóticos que ayudan como albañiles o software especializado tienen gran proyección para el futuro del sector.

La industria de la construcción es vital para la economía europea: es responsable de de 18 millones de puestos de trabajo directos y contribuye a aproximadamente el 9% del PIB de la Unión Europea. Por ello, muchas iniciativas investigan cómo hacerlo más competitivo. Destaca el proyecto HEPHAESTUS, que innova implementando robots y sistemas autónomos en la industria de la construcción.

Investigadores europeos han desarrollado un robot accionado por cable como parte del proyecto: un prototipo probado en España cuenta con ocho cables flexibles que permiten que el robot gire y se mueva en todas las direcciones diferentes alrededor de una maqueta de 100 metros cuadrados de la fachada de un edificio de tres pisos.

El sistema puede instalar y mantener pesados muros cortina y contener varias herramientas distintas. Incluso puede contener cerca de una tonelada de materiales de obra y colocarlos en grandes espacios de trabajo verticales con precisión milimétrica, incluso en entornos adversos.

Construye con LEGO una fábrica robótica para hornear pizza

Otra de las ventajas de esteprototipo robótico es su capacidad de personalización según el tamaño de la fachada. El principal desafío que afronta en la actualidad es lograr la tensión correcta del cable, como explicó Mariola Rodríguez Mijangos, ingeniera industrial de Tecnalia. “Una vez que se determina la tensión, podemos diseñar el resto de la instalación, cuyo coste depende de ella. Nuestro principal desafío es encontrar la tensión mínima pero al mismo tiempo una cantidad suficiente en los cables para que el robot pueda cumplir con sus tareas”, apunta.

Pero el sistema no solamente tiene potencial para instalar muros cortina, sino también superficies de otro tipo, e incluso paneles solares. También puede escanear, pintar, limpiar y reemplazar partes dañadas de un edificio que necesita reparación. Reduce notablemente los tiempos de instalación y también minimiza los riesgos de seguridad al trabajar en altura, reduciendo los accidentes laborales de este tipo.

Los investigadores dicen que su tecnología podría estar lista para uso comercial en sitios de construcción en un plazo de cinco a diez años.

Imagen | Hephaestus Project

Fuente | Euronews

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.