Innovación

Más de la mitad de los robots son “despedidos” de un hotel en Japón

Robot despedido de su hotel en Japón

No es oro toda la Inteligencia Artificial que reluce: un hotel japonés en el que trabajaban exclusivamente robots ha puesto a más de la mitad de los autómatas de patitas en la calle, volviendo a contratar humanos.

El primer hotel gestionado de forma íntegra por autómatas abría sus puertas el pasado 2015 en Nagasaki, tal y como te contábamos en TICbeat. Ahora, cuatro años después los responsables de la cadena hostelera nipona Henn-na han rectificado y decidido prescindir de más de la mitad de los 250 robots, contratando en su lugar a humanos. Las máquinas resultaban torpes realizando la mayor parte de las tareas como limpieza, servicio de habitaciones, portería, atención al cliente o limpieza.

Algunos de los errores reportados cometidos por los robots han sido la falta de entendimiento a la hora de comunicarse con los clientes y entender sus demandas, trasladar el equipaje a habitaciones erróneas o reacciones del asistente virtual ante los ronquidos de los huéspedes, despertándolos al entender que solicitaban algo. Cuanto menos, algo que no cabría esperar de un hotel de cinco estrellas. Además, algunos de ellos se habían quedado obsoletos con respecto a los últimos avances en el campo de la IA y los asistentes virtuales.

El yin yang de la IA: así son los pros y contras de la llegada de los robots

Mientras que el objetivo de su CEO, Hideo Sawada, era contar con el establecimiento hotelero más productivo y eficiente del planeta, abaratando el coste de una noche en un hotel de cinco estrellas, la solución amparada en la tecnología no contrarrestó los problemas de rendimiento, sino que los agravó y se tornó improductiva e insuficiente, demostrando la necesidad de que la IA sea, al menos todavía, un complemento en muchos de los puestos de empleo ligados al contacto humano.

Ahora, la contratación de humanos ha demostrado ser la única salida para que el hotel sea viable y amigable con los turistas, reparando los fallos cometidos por los robots. Una mirada que en la práctica choca con la predicción de los cientos de estudios que revelan que los puestos de trabajo relacionados con la atención al cliente serán los más automatizables y primeros en desaparecer. “Cuando empiezas a usar un robot te das cuenta de que hay lugares en los que, simplemente, no son necesarios”, declaró Hideo Sawada.

Fuente | The Wall Street Journal

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.