Innovación

Así es Mingar, el primer robot budista que ya predica en el templo

Así es Mingar, el primer robot budista que ya predica en el templo

Aunque algunos crean que tecnología y religión no casan bien, nada más lejos de la realidad en Japón. En el país nipón un autómata llamado Mingar ya predica en el templo budista Kodaiji de Tokio.

Una nueva profesión se encuentra en el punto de mira de la robótica: la de los sacerdotes. El templo budista Kodaiji de Tokio, en Japón, ha presentado a Mingar, su primer robot predicador.

Mingar ha sido modelado con la forma de la Diosa budista de la Compasión, Kannon. Lejos de suponer una blasfemia, en el budismo esta deidad adopta diferentes formas para ayudar a la gente, así que es perfectamente aceptable que adopte la forma de un robot.

Este original robot predicador ha sido desarrollado por Hiroshi Ishiguro, un profesor de robótica inteligente que trabaja en la Universidad de Osaka. Ha sido construido por la empresa japonesa A-Lab Co. Puedes verlo predicando en el templo budista en este vídeo:

Según explican los responsables del templo budista, Mingar ha sido creado con el objetivo de “ayudar a la gente que normalmente tiene poco interés, a conectar con el budismo“.

El cepillo de la Iglesia anglicana se digitaliza: pago móvil para los feligreses

Mingar es sorprendente alto, ya que alcanza los 195 centímetros de altura, aunque eso incluye el pedestal sobre el que se asienta. Puesto que está fabricado con silicona y aluminio, apenas pesa 60 kilos. Ha costado alrededor de un millón de dólares.

Este robot predicador ofrece un sermón de 25 minutos de duración sobre el sutra del corazón, un texto religioso budista. Como se puede ver en el vídeo, los fieles responden a los mantras del robot Mingar como si fuese un auténtico monje budista.

El diseño del androide adopta un género neutro, de manera que algunos fieles puedan identificarlo como un hombre, y para otros se parece a una mujer.

Más allá de la curiosidad, las implicaciones filosóficas y teológicas de la existencia de un robot predicador, son importantes. La liturgia de los eventos religiosos en casi todas las religiones es siempre igual, como ocurre por ejemplo en una misa, en donde todas tienen una estructura planificada y se leen los mismos textos. Es una proceso fácilmente automatizable que puede realizar perfectamente un robot.

La cuestión es, ¿resulta válido que un robot, un ente no humano, pueda predicar una religión, o incluso dar una misa? La mayoría de los teólogos dirán que no, pero en algunas religiones, como hemos visto, no tienen ningún problema con ello…

*Artículo original publicado en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

Juan Antonio Pascual

Periodista, informático o escritor vocacional según lo requiera la ocasión, he colaborado en más revistas de informática y videojuegos de las que puedo recordar.
Centrado ahora en contenidos web, me encontrarás en Personal Computer & Internet, computerhoy.com y ticbeat.com.