Innovación

Ríos de aire caliente están derritiendo enormes parches de hielo marino antártico

nasa

Una reciente investigación publicada en Science Advances revela que los ríos de aire caliente transportados a través de la atmósfera desempeñan un papel importante en la creación de vastas aberturas en el hielo marino antártico.

Los flujos de calor y vapor de agua en el cielo, más conocidos como ríos atmósfericos, juegan un papel clave en la apertura de amplios parches en el hielo marino de la Antártida, profundamente afectado en la actualidad por el cambio climático.

Se ha descubierto que las tormentas contribuyen a desencadenar estas aberturas, bautizadas con el nombre de polinias, capaces de extenderse a decenas de miles o incluso cientos de miles de kilómetros cuadrados. Se trata de espacios abiertos de agua rodeados de hielo marino. En la actualidad la palabra se emplea a modo de término geográfico para designar aquellas zonas de mar localizadas en las regiones del Ártico o de la Antártida que permanecen sin helar durante gran parte del año.

Pero a pesar de que las tormentas más poderosas del mundo son un elemento habitual en el Océano Austral alrededor de la Antártida, no explican por sí solas por qué se forman las polinias en algunos momentos y no en otros determinados. Así, un equipo de investigadores dirigido por Diana Francis de la Universidad Khalifa en Abu Dhabi se propuso averiguar la respuesta. Combinando los registros satelitales y los datos climáticos, observaron los principales eventos de polinia en el mar de Weddell en la costa antártica en 1973 y 2017.

Los animales del Ártico pueden reducir la descongelación del permafrost

Los resultados revelaron que los ríos atmosféricos viajan grandes distancias, en uno de los casos moviéndose desde la costa sureste de América del Sur hasta el mar de Weddell en 2017. Durante septiembre de ese año, un río aumento de la temperatura del aire en el mar de Weddell en 10 ° C. No solamente derriten la capa de hielo y la tornan más frágil y vulnerable ante los ciclones, sino que “también intensifican las tormentas porque proporcionan más vapor de agua. Están vinculados, no son independientes”, revela Francis.

Las polinias tienen su parte beneficiosa, como el aporte de ricos nutrientes a la vida marina. Sin embargo, al igual que la fusión del hielo marino del Ártico, son importantes y peligrosos a nivel mundial por su capacidad actual de acelerar el cambio climático, fenómeno que a su vez influirá en las futuras polinias. Los pronósticos más recientes apuntan a que el calentamiento global incrementará la frecuencia de los eventos fluviales atmosféricos en alrededor de un 50% si las emisiones de carbono se mantienen altas.

Imagen de portada | NASA

Fuente | New Sciencist

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.