Innovación

Patentan un sensor de cuello que avisa si estás mucho tiempo quieto delante del PC

dolor de cuello sensor sedentarismo

El modo de vida actual empuja al sedentarismo, y trabajar tantas horas frente al ordenador tiene consecuencias como trastornos musculoesqueléticos o el síndrome del túnel carpiano. Ahora patentan un sensor que nos advierte si pasamos mucho tiempo quietos delante del PC.

Evitar el sedentarismo es esencial para mejorar la calidad de vida. Por poner algunos datos sobre la mesa, algunas imvestigaciones apuntan a que es peor que el tabaquismo y solamente en 2016, contribuyó a 70.000 muertes en el Reino Unido en 2016, superando las estadísticas de fallecimientos por cáncer de pulmón.

En ocasiones, surgen alternativas de lo más creativo para propiciar que estemos más tiempo en movimiento. Una de ellas ha sido recientemente patentada por Zhengbao Yang de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong y su equipo de investigadores, responsables de desarrollar sensores pequeños y extensibles que funcionan con piezoelectricidad, carga que se genera al apretar o estresar materiales adecuados. Estas piezas nos quieren avisar de que hemos permanecido mucho tiempo sentados. 

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando trabajas más de 40 horas a la semana?

El pequeño sensor se coloca en el cuello. Este posee una estructura de kirigami, conteniendo alambres doblados en forma de origami para controlar lo que nos movemos al permanecer sentados y sedentarios, incitándonos a levantarnos y hacer ejercicio. Solamente el año pasado más de 100 millones de personas en Europa experimentaron trastornos musculoesqueléticos como dolor de cuello y hombros, un problema ligado a estar demasiadas horas frente al PC.

Cuando el usuario que porta el sensor se mueve, el sensor se deforma y envía carga a un microcontrolador que puede registrar el movimiento con una precisión del 95%, mostrándolo en el ordenador. “Podemos usar este material para convertir la tensión en voltaje, luego podemos medir el movimiento de la articulación usando eso”, explica Yang.

Si el usuario no mueve el cuello o los hombros más de 10 veces cada media hora, le aparecerá un mensaje en la pantalla instándolo a hacerlo. “El sensor ofrece un diseño nuevo y novedoso dentro de un paquete pequeño que es ideal para colocarlo en el cuerpo”, dice Jonathan Aitken de la Universidad de Sheffield en Reino Unido. “El sensor acierta claramente en el objetivo general de indicar inactividad, aunque sería interesante profundizar en sus características, fiabilidad y sensibilidad”.

Aunque todavía puede mejorarse con creces para hacerlo más sofisticado y eficaz, esta patente tiene mucho potencial para traer beneficios a la sociedad y reducir los preocupantes niveles de sedentarismo. 

Fuente | New Sciencist

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.