Energía Innovación

La energía nuclear tiene la llave para paliar el cambio climático según un ensayo

La nuclear es la única energía que permite abordar el cambio climático, según un ensayo

El mundo necesita repensar su plan para abordar el cambio climático y confiar en el potencial de la eólica para acometer la descarbonización, según opina un ensayo de dos expertos publicado en el New York Times.

El tiempo se agota para el planeta, fruto de la desconsideración, la codicia y la insostenible idea de crecimiento económico sostenidas por el hombre. Para frenar los problemas del cambio climático -véase acidificación de los océanos, subida de las aguas, aumento de las catástrofes naturales, incremento de la sequía o calentamiento global- es preciso cambiar de forma radical el sistema económico, apostar por la desaceleración y acometer una transición energética global hacia un modelo sostenible y respetuoso con el medio ambiente, llevando a cabo una descarbonización progresiva que reduzca las emisiones y cumpla con los preceptos del Acuerdo de París.

Sin embargo, dada la inmediatez y urgencia que requiere el plan contra el cambio climático, algunos expertos sostienen que empleando únicamente energías renovables como la solar o la eólica no será posible abordar el problema. En concreto, el politólogo Joshua S. Goldstein y el ingeniero de energía Staffan A. Qvist revelaban el pasado viernes al diario The Wall Street Journal mediante un ensayo que la única forma viable de evitar una catástrofe climática es centrarse más en la energía nuclear.

Bill Gates opina que las energías renovables no bastan para paliar el cambio climático

Según Goldstein y Qvist, incluso si cada nación implementara energías renovables al mismo ritmo que Alemania, un líder mundial en este terreno, solo alcanzaríamos alrededor de una quinta parte del objetivo mundial de electricidad limpia. A ese ritmo, se tardaría 150 años en descarbonizar completamente el planeta, pero numerosos científicos del clima estiman que 2030 es un punto de inflexión clave para no llegar a una catástrofe climática. Ambos expertos recalcan que incluso pudiendo implementar la energía eólica y solar a un ritmo más rápido, ambos son fuentes de energía inconsistentes que requieren grandes segmentos de tierra.

“Lo que el mundo necesita es una fuente de electricidad libre de carbono que pueda incrementarse a gran escala muy rápidamente y proporcionar energía de forma confiable durante todo el día, independientemente de las condiciones climáticas, todo ello sin ampliar la superficie total dedicada a la generación eléctrica”, escribió Goldstein. y Qvist. “La energía nuclear cumple con todos esos requisitos”, concluían.

Bajo la opinión de Goldstein y Qvist, los temores equivocados sobre la energía nuclear han impedido su crecimiento debido a la asociación de esta fuente con desastres como el de Chernobyl o el accidente de Fukushima. Los autores cifran en mucho mayores las muertes propiciadas por otros accidentes industriales no nucleares, mientras que recuerdan que la cantidad de residuos producidos por la nuclear es mucho más baja que los generados por el carbón y otros combustibles.

“Toda la vida de un estadounidense en el uso de electricidad impulsado por energía nuclear produciría una cantidad de desperdicio a largo plazo que cabe en una lata de refresco”, afirma el par de expertos, argumentando que es importante retirar el estigma a la nuclear e incorporarla junto con las renovables para evitar la inminente catástrofe climática.

Puedes acceder al ensayo completo en el siguiente enlace.

Fuente | Futurism

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.