Innovación

La NASA ha encontrado las moléculas más antiguas del universo

Molécula NASA

Por primera vez en la historia, los científicos han detectado hidruro de helio, la molécula más antigua del cosmos que ofrece una conexión directa con los primeros días del universo.

100.000 años después de esa explosión fascinante e iniciática bautizada como Big Bang, el helio y el hidrógeno se combinaron por primera vez para crear una molécula llamada hidruro de heliO, crucial para la formación del propio universo. Solamente cuando el hidruro de helio comenzó a formarse, el cosmos pudo enfriarse y expandirse. Más tarde, el helio enfriado interactuaría con el hidruro de helio y crearía hidrógeno molecular, un ingrediente crucial en el desarrollo de las estrellas.

“La falta de evidencia de la existencia misma de hidruro de helio en el espacio interestelar fue un dilema para la astronomía durante décadas”, afirmó en un comunicado oficial de la NASA Rolf Guesten, del Instituto Max Planck de Radioastronomía en Bonn, Alemania, y autor principal del artículo.

El dilema fue resuelto por el Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja de la NASA, abreviado y conocido como SOFIA. El observatorio aéreo más grande del mundo, SOFIA, es una asociación que pertenece en un 80% a la NASA y en un 20% al Centro Aeroespacial Alemán (DLR). Desde su cuenta oficial de Twitter anunciaban la buena nueva.

El hidruro de helio siempre ha presentado desafíos para los científicos. A finales de la década de 1970, mientras se estudiaba una nebulosa planetaria llamada NGC 702, se formó una sospecha creciente de que podría ser una cuna para esta primera de las moléculas. Pero hasta el momento los telescopios espaciales no habían podido ahondar en el misterio.

SOFIA es un avión modificado y dotado con la última tecnología que vuela sobre las capas interferentes de la atmósfera de la Tierra. Si bien no puede acercarse tanto a los objetos en el espacio como el Hubble, tiene una gran ventaja: puede regresar a la Tierra, permitiendo ajustes para localizar diversos objetivos en los cielos. La flexibilidad de los instrumentos tiene parte de la responsabilidad al haber podido resolver esta urgente pregunta.

Los responsables de la investigación emplearon el receptor alemán en las frecuencias de Terahertz para agregar un canal específicamente orientado hacia el hidruro de helio. Similar a un receptor de radio, este pudo sintonizar las frecuencias generadas por las moléculas de hidruro de helio.

“Fue tan emocionante estar allí, viendo hidruro de helio por primera vez en los datos. Esto trae una larga búsqueda a un final feliz y elimina dudas sobre nuestra comprensión de la química subyacente del universo primitivo”, concluyo Guesten.

Fuente | Popular Mechanics

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.