Innovación

Nanotecnología que hace brillar los tumores para mejorar el diagnóstico de cáncer

cancer

Científicos del Imperial College de Londres desarrollan una prometedora nanotecnología fluorescente que sirve para hacer brillar los tumores y mejorar la precisión y rapidez del diagnóstico de cáncer.

En los últimos años, la nanotecnología ha permitido estudiar y manipular la materia en tamaños increíblemente pequeños, generalmente entre uno y 100 nanómetros. En el campo médico cuenta con numerosas aplicaciones, desde el desarrollo de las pastillas inteligentes para monitorizar la salud a distancia, ajustar la dosis de fármacos o detectar infecciones y alergias a las cirugías magnéticas a pequeña escala llevadas a cabo por nanorobots.

Desde el Imperial College de Londres han diseñado bioarmonófonos, unas nanosensas capaces de cazar el cáncer dentro del cuerpo pintando los tumores con un tono brillante que los hace más fáciles de detectar. Esta tecnología permite apuntar a las células cancerosas y hacer que brillen para destacar entre el resto.

Esta nariz electrónica del MIT imita a los perros y puede oler el cáncer de próstata

Al iluminar los tumores con herramientas de imágenes médicas, los científicos esperan que el diagnóstico facilitar y mejorar el diagnóstico de cáncer en un futuro muy cercano. El estudio en sí solo analizó los embriones de pez cebra. En primer lugar, inyectaron células cancerosas en los embriones y a continuación, hicieron lo propio con los bioarmonóforos que los cazaron un día después, pero quieren probar y aplicar sus nanosensores en pacientes humanos.

Los bioarmonóforos podrían ser una forma más eficaz de detectar tumores que la que está disponible actualmente”, dijo el bioingeniero del Imperial College London Periklis Pantazis en un comunicado de prensa. El investigador destacó las ventajas de esta nanotecnología, que combina características excelentes para el diagnóstico y tratamiento de cáncer en la práctica clínica. También podría mejorar los resultados de los pacientes después de más investigaciones.

Los bioarmonóforos no son las primeras herramientas fluorescentes ni el primer tipo de nanotecnología para atacar las células cancerosas, pero otras formas de nanosensas son más difíciles de distinguir de los tejidos y tienden a desvanecerse rápidamente o su precisión es mucho más baja. “Es muy importante que las nanosensas de tumores resalten las células de manera específica y clara para el diagnóstico de cáncer”, apunta Pantazis.

La investigación ha sido publicada en la revista ACS Nano.

Imagen | London Imperial College

Fuente | Futurism

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.