Innovación

La mayor preocupación de Elon Musk antes de morir es que pisemos Marte

La mayor preocupación de Elon Musk es llevar a la humanidad a Marte antes de morir

La obsesión de Elon Musk por conquistar el Planeta Rojo se ha convertido en la cima de sus preocupaciones. Así lo revelaba el controvertido CEO de SpaceX en la conferencia Satellite 2020 celebrada en Washington el pasado lunes.

Además de impulso a la movilidad eléctrica de la mano de Tesla o su idea de transformarnos en cyborgs con iniciativas como Neuralink, que ya produce una microinterfaz entre neuronas y electrodos implantada en los cerebros humanos, Elon Musk es bien conocido por sus proyectos espaciales y su afan por expandir la civilización humana al espacio exterior.

El CEO de Space X tiene en mente ideas como una base lunar permanentemente ocupada o colonizar Marte, nuestro rojizo planeta vecino. Tanto es así que alcanzar Marte se ha convertido en la principal preocupación del multimillonario, según dijo a expertos y periodistas en el marco de la conferencia Satellite 2020 celebrada en Washington el pasado lunes.

El mayor quebradero de cabeza de Elon Musk es que logremos dejar nuestra huella y habitar Marte antes de que el muera, algo que por ahora y pese a la tenacidad ve improbable. “Si no mejoramos nuestro ritmo de progreso, definitivamente voy a estar muerto antes de ir a Marte”, dijo Musk, según lo citado por la revista Bloomberg.

La NASA planea construir bases lunares con hongos vivos

“Si nos ha llevado 18 años prepararnos para hacer que las primeras personas orbiten, tenemos que mejorar nuestra tasa de innovación”, recalcando que según las tendencias pasadas, las posibilidades son escasas, tanto a la hora de levantar una ciudad marciana como de establecer una base en la Luna. Según Musk, eso no sería un buen augurio para la civilización humana fuera de la Tierra.

La noticia llega cuando Musk ha supervisado de cerca el progreso de su compañía espacial en la construcción del primer prototipo funcional de la nave espacial, un cohete de acero inoxidable de que algún día podría transportar hasta 100 pasajeros a lugares distantes, incluidos la Luna y Marte. Su propósito es que una urbe en el Planeta Rojo pueda albergar a un millón de personas el próximo año 2050 valiéndose para ello de una flota de naves espaciales.

Musk también ha recalcado la importancia de que la nueva ciudad sea autosuficiente y sostenible. “Tiene que sobrevivir si las naves de reabastecimiento dejan de venir de la Tierra por cualquier motivo”, reveló a Ars Technica la semana pasada.

Fuente | Bloomberg

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.