Innovación

Los suburbios del interior de Sidney alcanzan 10 grados más que la costa en las olas de calor

sidney

Un estudio reciente muestra que los suburbios del interior de Sydney son hasta 10 ° C más cálidos que las áreas costeras durante los eventos de calor extremo. El fenómeno conjuga los patrones climáticos a gran escala y el sobrecalentamiento urbano o efecto isla de calor.

Las grandes urbes son cada vez más víctimas de ese fenómeno llamado isla de calor, que unido al calentamiento global compone un paisaje asfixiante y dispara los mercurios de los termómetros con respecto a las zonas costeras o urbanas colindantes. El ejemplo de Sidney puede poner los pelos de punta, ya que los suburbios de su interior llegan a alcanzar diez grados más que su costa durante los fenómenos de calor extremo.

El sobrecalentamiento urbano ocurre cuando las temperaturas en ciertas partes de un entorno urbano son comparativamente más altas que las de las áreas urbanas circundantes. El fenómeno se produce combinando una serie de factores como los flujos de calor relacionados con la actividad humana y la contaminación del aire. Los materiales artificiales empleados para construir carreteras, techos y otros elementos arquitectónicos juegan un papel clave, ya que absorben la radiación solar y la liberan lentamente, calentando el aire todavía más.

Hassan Khan de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sydney y su equipo han publicado un reciente estudio que revela cómo los grandes patrones climáticos interactúan con el sobrecalentamiento urbano en Sydney.

Parques de bolsillo, el último grito en Atenas para combatir la contaminación y el calor

Observaron las temperaturas en el distrito comercial central de Sydney (CBD), que está cerca del océano, y las compararon con ubicaciones en el interior de Sydney, entre 8 y 12 kilómetros de la costa más cercana, y en el oeste de Sydney, entre 25 y 50 kilómetros, así como en los suburbios del interior.

El equipo descubrió que durante los eventos de calor extremo, la temperatura máxima diaria promedio era entre 8 y 10,5 ° C más alta en el oeste de Sydney que en el CBD. En los suburbios del interior de Sydney, el máximo medio fue de 5 a 6,5 ​​° C más caliente que en el CBD.

Dada su orientación geográfica en la costa este de Australia y su cercanía con los accidentes geográficos del desierto al oeste, la ciudad experimenta masas de aire “húmedas y cálidas” que provienen del Océano Pacífico hacia el este, que prevalecen particularmente durante los meses de verano. Los vientos costeros, que contribuyen al enfriamiento térmico, no pueden penetrar tierra adentro para llegar al interior y al oeste de Sydney.

El equipo se encuentra trabajando en estos momentos en la implantación de técnicas para mitigar las altas temperaturas tierra adentro durante estos eventos de calor extremo, incluida la plantación de corredores de superficies vegetales y también el uso de pinturas reflectantes en los tejados.

El estudio completo ha sido publicado en Scientific Reports.

Fuente | New Sciencist

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.