Innovación

Los rayos en el Ártico se han triplicado de forma alarmante en la última década

Los rayos en el Ártico se han triplicado de forma alarmante en la última década

Según un estudio publicado en la revista Geophysical Research Letters, los rayos en el Ártico se han triplicado de forma alarmante en la última década. El cambio estaría directamente relacionado con el calentamiento global.

Los relámpagos son un hermoso fenómeno natural tan magnético como alucinante para los amantes de la fotografía, pero también resultan peligrosos para la fauna y la flora y constituyen posibles detonantes de incendios forestales. La presencia de rayos se ha multiplicado por tres en los últimos diez años en el Ártico, tal y como expone una reciente investigación publicada en la revista Geophysical Research Letters.

Los autores del estudio especulan que este cambio probablemente esté relacionado con el calentamiento global. Para llegar a esta conclusión, los investigadores dirigidos por Bob Holzworth de la Universidad de Washington, analizaron los datos recopilados por la World Wide Lightning Location Network (WWLN) entre 2010 y 2020.

“La proporción de golpes que ocurren por encima de una latitud determinada, en comparación con los golpes globales totales, aumenta con el tiempo, lo que indica que el Ártico está cada vez más influenciado por los rayos”, reza el estudio.

Cinco maravillas de España que desaparecerán para siempre por el cambio climático

Los autores compararon la fracción creciente de rayos con la anomalía de temperatura global de la NOAA, y encontraron un aumento lineal acorde con la anomalía de temperatura, que creció en un factor de 3 a medida que la anomalía aumentó de 0,65 a 0,95 grados. 

Los científicos también consideraron el hecho de que este aumento en el número de rayos registrados puede estar asociado con un mayor equipo que resulta en una mejor detección. Sin embargo, las cifras se mantuvieron tras ajustar sus datos.

Por el momento, no todos los investigadores se alinean con las conclusiones obtenidas, por lo que debe tenerse en cuenta que el estudio simplemente sugiere que podría haber un vínculo entre el aumento de las temperaturas y los rayos. 

Nature también informó recientemente que otra red global de detección de rayos no encontró el mismo aumento en los rayos del Ártico, por lo que se requiere aumentar las investigaciones en torno al caso. En todo caso, hay que poner el foco en dicho aumento para determinar cuál es su causa.

Fuente | Interesting Engineering

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.