Innovación

La Unión Europea impulsará la microelectrónica para IoT con 1.750 millones de euros en ayudas

Bruselas lanza Data Pitch, la nueva aceleradora de startup y pymes europeas

Reino Unido, Alemania, Italia y Francia invertirán 1.750 millones de euros para el desarrollo de chips y semiconductores, a los que se deben sumar otros 6.000 millones de euros que se han establecido como objetivo de captación entre inversores privados.

La Unión Europea se está tomando en serio la lucha por dominar la próxima era de los componentes microelectrónicos, aquella que abandonará el PC y los entornos tradicionales para extenderse a una superficie de dispositivos conectados capaz de conformar la galaxia que se le presupone al Internet de las Cosas. Tanto es así que cuatro países comunitarios – Reino Unido, Alemania, Italia y Francia- han decidido iniciar un proyecto conjunto para fabricar chips y otros dispositivos microelectrónicos conectados a Internet.

Las cuatro naciones invertirán 1.750 millones de euros a esta tarea, a los que se deben sumar otros 6.000 millones de euros que se han establecido como objetivo de captación entre inversores privados. De hecho, un total de 29 compañías y organizaciones de investigación también formarán parte del esfuerzo, incluyendo Bosch, Infineon, STMicroelectronics, Osram, Carl Zeiss, GlobalFoundries y Murata.

China recorta los impuestos a los fabricantes de semiconductores

El proyecto debe estar terminado en 2024, aunque cada uno de los 40 subproyectos tiene una fecha límite distinta:  chips de eficiencia energética, semiconductores de potencia, sensores inteligentes, equipos ópticos avanzados y materiales compuestos, entre muchas otras iniciativas. También se incluyen en el programa desarrollos más generales sobre Internet de las Cosas o el coche autónomo.

La UE considera los chips como “una tecnología habilitante clave y que contribuye a un interés común europeo”. Según la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, “la microelectrónica se puede encontrar en casi todos los dispositivos electrónicos que usamos todos los días, ya sea su teléfono, ordenador, lavadora o automóvil. La innovación en microelectrónica puede ayudar a toda Europa a avanzar en la innovación; es por eso que tiene sentido para los europeos. Hemos implementado reglas especiales de ayuda estatal para allanar el camino, las cuales permiten la investigación e innovación arriesgadas e innovadoras, al mismo tiempo que garantizan que sus beneficios se compartan ampliamente y no distorsionen las condiciones de juego en Europa”.

Te recomendamos

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y ganador del European Digital Mindset Award 2019.