Innovación

La red de bitcoin consume más electricidad que países enteros como Argentina en un año

bitcoin

La red de bitcoin ya consume más electricidad que países como Argentina y Países Bajos, aumentando de la misma forma que el precio de la criptomoneda. Tesla, que acaba de invertir 1.500 millones de dólares en el activo, podría haber cometido un error y haber socavado sus esfuerzos de promoción de la transición energética.

La Universidad de Cambridge ha revelado que el minado de bitcoin ya consume más energía en un año que toda Argentina durante el mismo periodo de tiempo: esta actividad consume un montón de energía y requiere cálculos complejos para verificar las transacciones.

La Universidad lanzó en verano de 2019 una herramienta para medir el consumo de electricidad anual de la red de la criptomoneda, el Cambridge Bitcoin Electricity Consumptiom Index (CBECI). La gestión de este índice corre a cargo del Centro para las Finanzas Alternativas (CCAF, por sus siglas en inglés), que lo diseñó con la idea de llevar un paso más allá el análisis de la huella medioambiental de la criptomoneda.

Según la institución, la red representa un 0,56% de todo el consumo de electricidad a nivel mundial. Para minar bitcoin, los ordenadores tienen que estar conectados a la red de la criptomoneda. Estos tienen la tarea de verificar las transacciones que las personas hacer para enviar o recibir bitcoin, explica la BBC. El proceso implica la resolución de pruebas y, a cambio, los mineros reciben una pequeña cantidad de bitcoin, que se reduce cada 4 años en un proceso denominado halving.

En 2021 un bitcóin vale 40.000 dólares

Este proceso se ha incrementado a la vez que el precio de la criptomoneda, que tocó los 48.000 dólares hace unos días y este jueves cotiza en torno a los 46.000. En esta ocasión, ha sido la compañía de coches eléctricos Tesla la que ha animado a los inversores al comprar 1.500 millones de dólares (1.236 millones de euros) en bitcoin.

Algunos críticos han dicho en declaraciones recogidas por la BBC que esta decisión socava su apuesta por la sostenibilidad, dada la huella medioambiental del activo.

“Elon Musk ha echado por tierra todo el buen trabajo de promoción de transición energética de Tesla”, explica David Gerard, autor de “El ataque del blockchain de 50 pies al medio británico, que señala que la compañía recibió una subvención medioambiental de 1.500 millones de dólares (1.236 millones de euros, la misma cantidad que ha invertido en bitcoin).

“El bitcoin está diseñado para consumir toda esa energía”, explica Michel Rauchs, investigador del Centro para las Finanzas Alternativas, en un podcast de la BBC. “Esto no es algo que vaya a cambiar en el futuro a no ser que el precio caiga significativamente”.

Musk también ha apoyado recientemente a otras criptomonedas, como dogecoin, que se ha disparado en las últimas semanas debido a la coordinación de usuarios de Reddit.

Musk ya dijo en un tuit publicado hace tiempo que esta era su criptomoneda favorita, pero en los últimos días ha tuiteado en más ocasiones a favor de dogecoin, lo que ha vuelto a subir su precio. Actualmente, esta criptomoneda minoritaria — que fue creada por un grupo de amigos a raíz del meme doge — cotiza en torno a los 0,07 dólares, respecto a los 0,007 de hace 2 semanas.

*Artículo original publicado por Marta Pachón Díaz en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider