Innovación

La luz solar neutraliza el SARS-CoV-2 8 veces más rápido de lo que se creía

La luz solar neutraliza el SARS-CoV-2 8 veces más rápido de lo que se suponía

Un grupo de investigadores se percata de que la luz solar puede inactivar el SARS-COV-2 hasta ocho veces más rápido en experimentos de laboratorio de lo que predijo el modelo teórico más reciente.

Investigadores de UC Santa Barbara, Oregon State University, University of Manchester y ETH Zurich han descibierto que la capacidad de la luz solar para neutralizar el SARS-CoV-2 es mucho más elevada de lo que se pensaba hasta el momento. 

Los científicos compararon los datos de un estudio de julio de 2020 publicado en la Oxford Academic que informó la inactivación rápida de la luz solar del SARS-CoV-2 en un entorno de laboratorio, con esta teoría de la inactivación del coronavirus por radiación solar que se publicó solo un mes antes. Al hacerlo se percataron de que el virus causante de la COVID-19 se inactivaba hasta ocho veces más rápido en experimentos de lo que predijo el modelo teórico.

“La teoría asume que la inactivación funciona haciendo que UV-B golpee el ARN del virus, dañándolo”, dijo en un comunicado el profesor de ingeniería mecánica de UC Santa Bárbara y autor principal, Paolo Luzzatto-Fegiz. No obstante, esto no sería completo, sino que podría existir otro componente en la ecuación.

El extraño caso de la curación de un linfoma de Hodgkin por el SARS-CoV-2

“La gente piensa que la radiación UV-A no tiene mucho efecto, pero podría estar interactuando con algunas de las moléculas en el medio”, explicó Luzzatto-Fezig. Esas moléculas, a su vez, podrían estar interactuando con el virus, acelerando la inactivación. Aunque quede mucho por descubrir, la investigación resulta esencial para conducir a nuevas formas de abordar el virus.

“Nuestro análisis apunta a la necesidad de experimentos adicionales para probar por separado los efectos de longitudes de onda de luz específicas y composición del medio”, explica Luzzatto-Fegiz.

Si los rayos UV-A resultan tan exitosos como los investigadores creen, podrían emplearse luces LED para la inactivación del virus. Además, los UV-A también podrían utilizarse para amplificar el efecto de los sistemas de filtración de aire con un riesgo relativamente bajo para la salud humana.

Fuente | Interesting Engineering

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.