Innovación

Instalan una cámara diminuta a lomos de un escarabajo (y crean un robot insecto)

cámara

Científicos estadounidenses de la Universidad de Washington han instalado una cámara a espaldas de escarabajos del desierto (Asbolus verrucosus) y pinacates (Eleodes) para capturar imágenes en primera persona del universo de los insectos a escala reducida.

¿Cómo ven el mundo los insectos? Como si de la película de “Cariño, he encogido a los niños” se tratase, un grupo de científicos estadounidenses ha creado una minúscula cámara inalámbrica de baja potencia y bajo peso que, situada sobre escarabajos, permite grabar imágenes nunca vistas desde la perspectiva de los propios insectos. Se trata de un gadget orientable que muestra en primera persona lo que sucede a partir de un insecto vivo. En el futuro, podría orientarse a la visión de pequeños robots.

Los robots en forma de insecto servirán para explorar otros planetas

“Hemos creado un sistema de cámara inalámbrica de baja potencia y bajo peso que puede capturar imágenes en primera persona de lo que sucede a partir de un insecto vivo o bien crear visión para pequeños robots”, indica Shyam Gollakota, profesor asociado de la universidad estadounidense y autor principal del estudio. Ña cámara se sitúa en un brazo mecánico capaz de girar 60 grados y transmite los vídeos a un móvil con una velocidad de 1 a 5 imágenes por segundo.

Los resultados permiten obtener tomas panorámica de alta resolución o rastrear un objeto en movimiento. También destaca por su ligereza, ya que únicamente pesa 250 miligramos. Su creación y su éxito a lomos de escarabajos vivos y robots del tamaño de insectos es todo un hito, ya que nunca antes hasta la fecha se había logrado capturar esta visión inalámbrica. 

Para imitar la visión de un animal se utilizó una pequeña cámara en blanco y negro de muy baja potencia que podía recorrer un campo de visión con la ayuda de un brazo mecánico. Y con el propósito de luchar contra el contratiempo del peso de la batería el equipo se inspiró en las moscas, que únicamente ven en alta resolución cuando les interesa para ahorrar energía en el procesamiento visual. 

La cámara creada se movía cuando el equipo aplicaba un alto voltaje, lo que hacía que el material se doblara y se moviera la cámara a la posición deseada. Si no se aplica más potencia, el brazo se queda en ese ángulo durante un minuto antes de volver a su posición original. En definitiva, así obtienen una visión de gran angular de lo que sucede sin consumir demasiada energía. 

Esta picadura de insecto común puede causar alergia a la carne

Tanto la cámara como el brazo se controlan a través de Bluetooth desde un móvil a una distancia de hasta 120 metros. Los insectos que participaron en el experimento pudieron moverse a la perfección sobre grava, trepando a los árboles o subiendo una pendiente. Y al finalizar la prueba, los insectos vivieron al menos un año más.

Además de grabar al escarabajo, el equipo desarrolló el robot terrestre autónomo más pequeño del mundo con visión inalámbrica, que se mueve por vibraciones y consume casi la misma potencia que las radios Bluetooth de baja potencia. Lo siguiente será la mejora de la batería y de la autonomía con la ayuda de la energía solar.

El estudio ha sido publicado en la revista Science Robotics. 

Imagen de portada | Mark Stone/University of Washington

Fuente | Agencia SINC

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.