Innovación

Habrá 120 millones de pobres en 2030 por el apartheid climático (y la culpa es de los ricos)

Habrá 120 millones de pobres en 2030 por el apartheid climático (y la culpa es de los ricos)

Un nuevo informe publicado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU anuncia un “apartheid climático” para la próxima década, que se saldará con 120 millones de personas pobres y un alto número de muertes.

La ONU lleva tiempo avisando del colapso de nuestro planeta y de la imposibilidad de supervivencia si continuamos con el sistema económico imperante que rige el mundo.  En un nuevo documento que ha visto la luz esta semana se estima que más de 120 millones de personas podrían caer en la pobreza en la próxima década debido al cambio climático, arriesgándonos a que surja un escenario de ‘apartheid climático’ en el que los ricos pagarán para escapar del sobrecalentamiento, el hambre y los conflictos, mientras que la inmensa mayoría social sufrirá grandes penurias.

El informe describe cómo los 3.500 millones de personas más pobres del mundo solamente son responsables del 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo, mientras que 10% más rico de la población mundial es responsable de la mitad. Más que nunca,”pagan justos por pecadores”.

“Perversamente, los más ricos, que tienen la mayor capacidad para adaptarse y son responsables de la gran mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero y se han beneficiado de ellos, serán los mejor situados para hacer frente al cambio climático”, escribió el funcionario de la ONU sobre derechos humanos y pobreza, Philip Alston en el informe, que explica cómo el acceso de los ricos a recursos para salvar vidas ha hecho que la humanidad se adapte a la crisis climática en la dirección equivocada, ya en lugar de actuar para prevenir o revertir el fenómeno, las personas con más riqueza pueden permitirse escapar del problema a nivel personal.

El capitalismo matará de hambre a la humanidad para 2050 si no hay cambios

A medida que los fenómenos meteorológicos extremos, como las sequías, las inundaciones y los huracanes se vuelven más frecuentes, las personas más pobres del mundo se verán obligadas a “elegir entre el hambre y la migración”, advirtió el informe. Solamente hay que mirar a catástrofes del pasado reciente, como el huracán Sandy que asoló Nueva York en 2012. Mientras miles de personas de bajos ingresos se quedaron sin electricidad y atención médica durante días, la sede de Goldman Sachs en Manhattan se mantuvo a salvo con decenas de miles de bolsas de arena y fue alimentada por un generador privado.

Otra investigación publicada en 2017 en la revista Science ha previsto que los condados más pobres de los Estados Unidos sufrirán el mayor daño económico de eventos como sequías y huracanes, confirmando que los fenómenos extremos alimentados por el cambio climático también están aumentando las disparidades dentro de los países. Las comunidades pobres y las mujeres son más vulnerables porque tienden a depender más de la agricultura. El círculo es vicioso porque ante el clima extremo, los más pobres carecen de los recursos necesarios para recuperarse y empeoran,

La ONU también advirtió que solo con reducir el aumento de la temperatura como se indica en el Acuerdo de París de 2015 no será suficiente para salvar a millones de personas que ya están sufriendo. “Incluso el mejor escenario poco realista de 1,5 grados Celsius de calentamiento para 2100 verá temperaturas extremas en muchas regiones y dejará a las poblaciones desfavorecidas con inseguridad alimentaria, pérdida de ingresos y peor salud”, señala el informe. Otra investigación de la Universidad de Stanford advierte que el cambio climático aumentará un 25% la brecha entre países ricos y pobres.

Pese a las advertencias, la mayoría de los países no están en camino de cumplir sus objetivos climáticos. La Unión Europea no pudo acordar una fecha límite de emisiones netas nulas, Trump sacó a Estados Unidos del Acuerdo de París y el G20 se está preparando para diluir sus promesas climáticas, según un informe del Financial Times. La ONU subrayala necesidad de que las naciones reconozcan que los derechos humanos básicos, como la vida, la alimentación, la vivienda y el agua, se verán dramáticamente afectados por el cambio climático, especialmente si no toman medidas.

Fuente | Futurism/CNN

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.