Alphabet, la matriz de Google, ha dicho adiós a su megaproyecto de construir un área residencial y comercial en la costa este de Toronto, Canadá. Tras miles de millones de dólares invertidos y años de desarrollo, la compañía ha tenido que renunciar a los planes inmobiliarios que tenía en la orilla de la ciudad.

Tras muchas dificultades, el coronavirus ha sido el detonante de la decisión, ha confirmado BloombergLa crisis del COVID-19 hace que el proyecto no sea viable: los precios del suelo no serán los suficientes para dar rentabilidad a Sidewalk Toronto.

Sidewalk Toronto es la entidad que aglutina a Waterfront Toronto (agencia gubernamental) y Sidewalk Labs, perteneciente a Alphabet, es decir, Google. Su finalidad era el desarrollo de un espacio inteligente a orillas de la ciudad canadiense. 

Ahora, el CEO de Sidewalk Labs, Daniel L. Doctoroff, ha confirmado en un post los motivos por los que dejan atrás el proyecto. “Quayside no sigue adelante, algo que comunico con mucha tristeza y decepción”, ha señalado.

Toyota creará una ciudad inteligente desde cero al lado del monte Fuji

Se trata de dos años y medio de trabajo, en el que se había invertido en “tiempo, personas y recursos”. De hecho, Google había abierto una oficina sobre el terreno con 30 empleados. 

Doctoroff ha explicado que “es difícil” levantar un proyecto de esa dimensión, dada la incertidumbre económica actual, que también ha afectado al mercado inmobiliario de Toronto. Quayside, el nombre con el que se referían al plan urbanístico, “no es viable en términos financieros” ni “compatible” con los compromisos de construir una comunidad sostenible e inclusiva, ha añadido.

El plan de Google, además, se ha topado también con otras dificultades. Por ejemplo, la oposición de grupos de activistas y de urbanistas. Ademas, Alphabet tuvo que reducir considerablemente la envergadura de las futuras instalaciones, pensadas inicialmente para más de 750.000 metros cuadrados, una cifra que posteriormente se quedó en los 50.000 metros cuadrados, aproximadamente.

El responsable de la infraestructura también ha apuntado que la actual crisis sanitaria les hace seguir comprometidos con las ciudades del futuro, ya que durante el tiempo que se han dedicado al proyecto han desarrollado soluciones para los problemas que ocurren en las grandes ciudades. Doctoroff ha subrayado la contribución de Quayside al ámbito de la sostenibilidad.

*Artículo original publicado en Business Insider