Innovación

General Motors o Fiat prueban exoesqueletos robóticos para tareas pesadas y evitar lesiones

robots

La compañía SuitX, fundada por el Laboratorio de Ingeniería Humana de la Universidad de California en Berkeley, está mejorando la eficiencia de los trabajadores del almacén y previniendo lesiones gracias a exoesqueletos robóticos.

Un informe reciente de Interact Analysis cifra en 28.500 los nuevos almacenes que se construirán en todo el mundo de aquí a 2025 para satisfacer la creciente demanda de productos de comercio electrónico. Junto a este auge del ecommerce también surge la ayuda de los autómatas: miles de robots ya `trabajan´ en fábricas, asumen labores logísticas o se encargan de tareas de desinfección.

Aunque algunas máquinas como la nueva de Boston Dynamics, ‘Stretch’, jugarán un papel muy importante en la carga de trabajo relativa al ecommerce, otros robots de almacén están destinados a completar la fuerza laboral humana y afrontar el reciente aumento de la demanda evitando lesiones de personal o realizando las tareas más pesadas.

Es el caso de la compañía SuitX, cuyos exoesqueletos mecánicos ya están siendo probados por compañías como General Motors o Fiat. Su propósito es mejorar la eficiencia y productividad de los trabajadores de almacén, reduciendo accidentes laborales. Sus robots portátiles permiten a los humanos realizar trabajos de elevación que de otro modo habrían requerido maquinaria pesada.

Este terrorífico brazo robótico simula la sensación de pasear de la mano de otra persona

SuitX ofrece actualmente tres modelos de exoesqueletos: ShoulderX, BackX y LegX, que no solo permiten ayudar a los usuarios levantar materiales pesados, sino que también tienen funciones en otros campos como el potencial de ayudar a caminar a personas con parálisis. Las máquinas están diseñadas para reducir la fatiga muscular. Al reducir la actividad muscular en la espalda, los hombros y las rodillas en un 50%, bajan con creces los riesgos de lesión. 

“La integración de humanos y máquinas en un sistema abre un nuevo campo de oportunidades”, afirmó sobre SuitX a la BBC Adrian Spragg, experto en tecnología de la consultora de gestión Accenture. No solo aplicaciones militares y médicas, sino logísticas, de ecommerce y hasta de bricolaje a casa.

Los exoesqueletos brindan una nueva dimensión al argumento de que los trabajadores pronto serán reemplazados por la robótica. Las máquinas podrían ser aliadas complementarias en lugar de desplazar a los trabajadores. 

Imagen | SuitX

Fuente | Interesting Engineering

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.