Innovación

Evoca, la alianza de musicoterapia y realidad virtual para enfermos de Alzheimer

Evoca, la alianza de musicoterapia y realidad virtual para enfermos de Alzheimer

Ante la enfermedad degenerativa del Alzheimer surge en Barcelona una idea brillante del CEM María Grever y la startup BlueMirror TECH: se trata de Evoca, un proyecto de musicoterapia que usa IA y realidad virtual para mejorar el bienestar de los pacientes.

Pacientes con distintos niveles de Alzheimer pero también personas con autismo y síndrome de Williams podrán beneficiarse de un proyecto surgido al calor de la innovación barcelonesa y que reconecta a los usuarios con sus recuerdos a través de los sentidos, aplicando musicoterapia a través de novedosas técnicas de Inteligencia Artificial, el biofeedback y la realidad virtual. 

La iniciativa se trata de Evoca, creada por el CEM María Grever y la startup BlueMirror TECH, contando con el apoyo del Master de Musicoterapia del ESMUC y la colaboración de AMACAT, Asociación de Arterapeutas y Musicoterapeutas de Cataluña. ¿En qué consiste este proyecto? En mejorar el bienestar y permitir que las personas evoquen emociones y recuerdos con la ayuda de la tecnología.

La velocidad a la que se dilata tu pupila podría anticipar el Alzheimer

Según explica Ernesto Briceño, CEO de Evoca y director del CEM María Grever, los usuarios ganan o recuperan niveles de sociabilidad, de bienestar y de socialización con su entorno. A nivel cuantitativo, mejora la oxigenación en la sangre, gestión del dolor y la angustia, y también se benefician los niveles de activación del ritmo cardíaco.

Para llevar a cabo su propósito, Evoca cuenta con un dispositvo que monitoriza el oxígeno en sangre, las pulsaciones cardíacas y la información galvánica, aportando datos de valor sobre la reacción somática o del cuerpo. A partir de esa información se establecen sesiones personalizadas por psicólogos y psiquiatras musicoterapeutas para trabajara partir de ISO (la identidad sonora del paciente), que conecta con los momentos de picos de dopamina entre otros neutransmisores o de emoción más fuertes del historial de la persona.

La identidad sonora se caracteriza por tener componente evocativo y emocional muy importante, con una marcada presencia en la memoria de las personas. “El ejercicio, por tanto, consiste en reconectar el usuario con su propia historia a partir de la música, sonido, olfato y la realidad virtual -con unas gafas especiales”, explica el CEO de Evoca.

El poder del olfato

Briceño también explica que “una de las pérdidas importantes en la primera fase del Alzheimer es la de poder identificar olores”, por lo que desde Evoca también trabajan a partir de elementos naturales vinculados a la historia personal de los usuarios: “Para una persona de Galicia, un castaño es mucho más cercano que una olivo, y un olivo seguramente tocará más el background de una persona de Jaén”. Mediante el ejercicio de reconocer un olor pueden reconocer también una época y una emoción, estimulando la generación de sinapsis, dormidas o deterioradas por el tiempo.

El cerebro de los enfermos de Alzheimer reacciona a sus canciones favoritas

Actualmente Evoca ya cuenta con un centenar de usuarios en Cataluña -en la residencia Piedra Serrada de Parets ya la Fundación Sanitaria de Mollet, así como en una residencia de Abrera-. Su objetivo próximo para seguir creciendo es ampliar fronteras expandiéndose hacia Madrid, Sevilla, Córdoba y Monterrey en Mexico.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.