Innovación

Estereolitografía: el método acelerado de impresión 3D para imprimir órganos

Estereolitografía: el método acelerado de impresión 3D para imprimir órganos

Un nuevo estudio de la Universidad de Buffalo puede ser la clave para los órganos impresos en 3D de forma más rápida y eficiente. La investigación ahonda en la estereolitografía, un método entre 10 y 50 veces más rápida que el estándar de la industria para imprimir orgános.

Hoy en día casi cualquier cosa puede imprimirse en 3D: carne sintética cultivada en laboratorio, casas, escuelas y edificios de toda índole o toda clase de innovaciones médicas, desde prótesis a piel sana u órganos artificiales. En lo referente a la impresión de estos últimos, un nuevo estudio de la Universidad de Buffalo tiene la clave para acelerar su proceso y sortear múltiples obstáculos.

Los astronautas podrían autocurarse con piel y huesos impresos en 3D de sus propias células

“La tecnología que hemos desarrollado es de 10 a 50 veces más rápida que el estándar de la industria y funciona con muestras de gran tamaño que antes eran muy difíciles de lograr”, revela Ruogang Zhao, profesor asociado de ingeniería biomédica y uno de los principales responsables de la investigación.

Para demostrar el potencial los científicos han lanzado un vídeo de 7 segundos que se acelera desde los 19 minutos y que muestra una mano completa que se imprime a la vez. Este proceso normalmente requeriría al menos seis horas utilizando métodos de impresión 3D convencionales.

El nuevo método se llama estereolitografía y utiliza materiales gelatinosos conocidos como hidrogeles. Según explican desde Materialise, esta técnica se trata de una tecnología láser que emplea una resina líquida sensible a la luz UV. Un rayo láser UV escanea la superficie de la resina y endurece de forma selectiva el material correspondiente a la sección cruzada del producto, de forma que la pieza 3D se crea desde abajo hacia arriba.

Madagascar abrirá la primera escuela del mundo impresa en 3D a final de año

Este nuevo método permite imprimir de forma veloz modelos de hidrogel de tamaño centimétrico, reduciendo de forma significativa la deformación de las piezas y las lesiones celulares causadas por la exposición prolongada a las tensiones ambientales habituales en los métodos de impresión 3D convencionales. El método de estereolitografía de hidrogel rápido (FLOAT) facilita la creación de un modelo de hidrogel sólido multiescala de tamaño centímetro en cuestión de minutos.

Además, esta técnica es especialmente propicia para imprimir células con redes de vasos sanguíneos incrustadas. Se espera que este tipo de tecnología sea una parte central de la producción de tejidos y órganos humanos impresos en 3D en un futuro muy próximo.

El estudio ha sido publicado en la revista Advanced Healthcare Materials.

Fuente | Interesting Engineering

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.