El autómata ha sido bautizado con el nombre de Trimbot y ha sido diseñado utilizando las últimas novedades de la robótica y las técnicas más novedosas de visión por ordenador en 3D. Gracias a su equipamiento, el dispositivo es capaz de mapear el jardín para después poder moverse de manera autónoma y llevar a cabo las tareas de mantenimiento necesarias.

Para crear el prototipo, los investigadores han empleado como base un cortacésped automático de la marca Bosch, al que han instalado cinco pares de cámaras y un brazo robótico flexible. Para desplazarse por el jardín utiliza la energía procedente de la batería del cortacésped, de forma que no necesita estar enchufado.

A través de tecnología de mapeo 3D, Trimbot realiza un plano del área de trabajo que le permite orientarse, y después realiza el mantenimiento del jardín cortando el césped a su paso o llevando a cabo acciones más precisas con el brazo robótico.

En este restaurante un robot prepara tu hamburguesa gourmet en 5 minutos

Los investigadores han creado algoritmos específicos que permiten que este robot jardinero sea capaz de podar un arbusto descuidado para darle la forma deseada.

Además, también puede cortar rosas con mucha precisión, entre otras tareas. Como puedes ver en las imágenes, dispone de diferentes herramientas de corte para emplear la más adecuada dependiendo de la ocasión. Por ejemplo, cuenta con unas tenazas para cortar tallos con facilidad y precisión, y también dispone de una rueda de cuchillas ideal para dar forma a los arbustos.

El objetivo de Trimbot no es sustituir a los jardineros y agricultores, sino que ha sido diseñado para completar su trabajo, por lo que podrían encargarse de las tareas más pesadas y que requieran de menos especialización.