Innovación

Esta superplanta guarda la llave para absorber la contaminación urbana

Esta superplanta guarda la llave para absorber la contaminación urbana

Un 95% de la población mundial respira aire contaminado. Una de las claves para reducirla en áreas urbanas es aumentando la vegetación. Y ahora, la Royal Horticultural Society (RHS) del Reino Unido dice que ha identificado una “superplanta” potencial para absorber las emisiones pesadas del tráfico.

La contaminación es la causante de múltiples enfermedades -está ligada a problemas de salud tan variados como el riesgo de cáncer, accidentes cerebrovascularesenfermedades mentales, afecta a la placenta de las embarazadas y acelera la ceguera o degeneración macular-. Además, es responsable de numerosos fallecimientos. Solamente en 2018 murieron a causa de ella 8,7 millones de personas. Para que te hagas a la idea, son 5 veces más muertes que las causadas por el coronavirus en 2020.

Aunque la contaminación abarca las emisiones industriales, la quema de combustibles fósiles y otros contaminantes en los hogares de las personas, y una variedad de actividades de viaje y transporte, en muchos pueblos y ciudades, una de las causas más evidentes y obvias de contaminación del aire es el automóvil. Ahora, laRoyal Horticultural Society (RHS) del Reino Unido dice que ha identificado una “superplanta” potencial que podría ser eficaz para absorber las emisiones del tráfico pesado.

Se trata de un denso arbusto de hoja perenne llamado Cotoneaster franchetii, también llamado cotoneaster naranja y que destaca por sus hojas gruesas y brillantes de color verde oscuro, cubiertas de diminutas fibras parecidas a pelos. Según la investigación, esta superplanta es al menos un 20% más eficaz para absorber la contaminación.  

Solamente un metro de estos arbustos puede absorber una cantidad de contaminación equivalente a un viaje en automóvil de 800 km en solo siete días. “En las principales carreteras de la ciudad con mucho tráfico, hemos descubierto que las especies con copas más complejas y densas y hojas rugosas y peludas como el cotoneaster eran las más eficaces”, dice la investigadora principal de RHS, la doctora Tijana Blanusa.

Plantas del estudio y sus resultados

Plantas del estudio y sus resultados

Aunque la otoneaster franchetii es nativa del sudoeste de China, en las provincias de Guizhou, Sichuan, Xizang, y Yunnan, y también en la adyacente y norteña Birmania y el norte de Tailandia, se ha naturalizado localmente en partes de las islas Británicas y en la costa del norte del Pacífico en Norteamérica.4

Otras súper plantas potenciales para absorber la contaminación son la hiedra, con capacidad para enfriar los edificios al crecer por las paredes, y el espino y el ligustro, que ayudan durante las intensas lluvias de verano a reducir las inundaciones localizadas. “Si se plantan en jardines y espacios verdes donde estos problemas ambientales son más frecuentes podríamos marcar una gran diferencia en la mitigación y la adaptación al cambio climático”, dice el profesor Griffiths,

Por qué los árboles deberían absorber el aire acondicionado en las ciudades

Los árboles y las plantas son fundamentales para la salud del planeta. En el caso de la lucha contra el calentamiento global pueden secuestrar carbono, regular las temperaturas y actuar como barreras contra las inundaciones. También son esenciales para filtrar la contaminación del aire. En una investigación separada en el Reino Unido, la RHS encontró que la contaminación del aire afecta a una de cada tres personas.

En los países de bajos ingresos, la situación es mucho peor. De los 4,2 millones cuyas vidas se vieron truncadas por el aire contaminado en 2016, la Organización Mundial de la Salud dice que el 91% vivía en países de ingresos bajos y medianos, con la mayor concentración en el sudeste asiático y la región del Pacífico Occidental.

Reducir la contaminación del aire puede ayudar a reducir la incidencia de enfermedades como derrames cerebrales, enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón y afecciones respiratorias como el asma, todas ellas responsables de las cifras de muertes prematuras. Por supuesto no basta con aumentar la presencia de estas plantas, sino reducir emisiones, apostar por una movilidad urbana más ecológica, renovables y nuevos compromisos con la vegetación de las ciudades.

Imagen de portada | Wikimedia Commons

Fuente | World Economic Forum

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.