Innovación

Esta revolucionaria startup ya crea prendas a medida con Inteligencia Artificial

Esta revolucionaria startup ya crea prendas a medida con Inteligencia Artificial

La startup alemana Zyseme ha desarrollado una tecnología basada en inteligencia artificial para hacer más accesible la ropa a medida. La empresa ya ha firmado una alianza con H&M para un proyecto piloto de camisas para hombre.

En la industria textil, las grandes cadenas de como Inditex o H&M se han convertido en los grandes jugadores de la moda pronta consiguiendo hacer colecciones que se adaptan a los gustos globales, se distribuyen alrededor del globo y han logrado abaratar costes produciendo en cadena. Pero, precisamente esto hace que en ocasiones las prendas de ropa no acabe de sentar bien.

Ahora, una pequeña startup alemana llamada Zyseme busca revolucionar el mundo de la moda utilizando la inteligencia artificial para crear prendas a medida. Desde una app y sin tener que acudir a un sastre a que te tome las medidas, lo que abarata y agiliza el proceso.

Para ello lograrlo ya cuenta con acuerdos con algunas grandes cadenas de ropa como es el caso de H&M. Zyseme ha lanzado un proyecto piloto con la cadena sueca, por ahora únicamente en Alemania, para crear camisas blancas a medida de sus clientes.

“Completamos nuestra primera serie de pruebas con H&M Lab Germany a finales de la primavera. Los resultados fueron positivos y ahora estamos trabajando para poder llevarlo por todo el país”, explica Bobby Östeberg, fundador y CEO de la compañía, en una entrevista con Business Insider.

“Esto es obviamente un gran acuerdo para nosotros. H&M es una de los mayores compañías del mundo de la moda. La sobreproducción y el desperdicio son un problema enorme para ellos, pero están comprometidos a cambiar esto y han estado invirtiendo fuertemente en soluciones”, añade .

“Idealmente, nos gustaría trabajar con marcas de todos los tamaños, pero trabajar con una compañía como H&M nos brinda exposición y legitimidad a escala global. Es una gran oportunidad para mostrarle a la industria de la moda nuestra solución a sus dificultades: que la producción a pedido funciona, es escalable y ahora es el momento de cambiar”, explica el empresario. 

Así es como fabrican ropa de madera reciclada, la nueva moda sostenible

¿Cómo funciona la tecnología que esta empresa lanzó en 2018? La idea es que el cliente, por ahora solo están fabricando camisas de hombres, introduzca una serie de parámetros para que la aplicación calcule cómo tiene que ser la prenda mediante un algoritmo.

“Esencialmente, nuestro algoritmo se basa en grandes conjuntos de datos para calcular las medidas corporales de un cliente a partir de su edad, altura, peso y talla de calzado. También solicitamos información básica sobre la forma de su cuerpo y los niveles de actividad física”, explica Östeberg, que añade que la encuesta suele tardar en contestarse alrededor de un minuto.

Una técnica que tiene un margen de error bastante bajo. “Las mediciones se calculan dentro de un margen de error del 2% para la mayoría de los usuarios, y hasta un 3,5% para los valores atípicos extremos. No es 100% perfecto, pero incluso los sastres profesionales requieren al menos un segundo ajuste para realizar más ajustes”, añade el emprendedor.

Un margen de error que además se va reduciendo conforme el usuario va realizando pedidos porque puede ir guardando en su perfil las características de las camisas. “Por ejemplo, si las mangas de las camisas del primer pedido son un centímetro demasiado largas puede fácilmente cambiarlo en su perfil para la próxima ocasión”, apunta Östeberg.

Automatizar procesos para reducir costes

Simplificando la forma de tomar medidas y automatizando el proceso de elaborar un patrón, la tecnología permite que la producción personalizada sea escalable, explica el directivo. “Es la conocida como customización de masas y permite personalizar las prendas por bastante menos que un sastre tradicional”, señala.

Aún así, comparado con los precios de la moda ready-to-wear los costes siguen siendo más elevados. “Sin embargo, las tallas estándar tienen algunos costes escondidos. Producir por adelantado no solo significa tener grandes inventarios, pero también un gran número de prendas que no son vendidas”, explica Östeberg. 

“La cantidad des desperdicios que crea la industria de la moda pronta es insostenible, no solo ecológicamente sino también económicamente. La ropa a medida puede eliminar estos costes lo que hace que no sea más cara en general”, añade al ser preguntado por el coste de sus prendas.

De esta forma, la empresa quiere configurarse como una alternativa para que los clientes puedan tener prendas de vestir más personalizadas pero no solo eso, sino que también quieren ser una opción para que las cadenas de moda pueda reducir las devoluciones, que estiman se encuentran unos 140.000 millones de euros en el mundo. De ellas, señalan que un 76% se deben a que las medidas no corresponden con las necesidades de los clientes.

También señala el emprendedor que la posibilidad de realizar ropa a medida a un precio asequible se adapta al medio ambiente al reducir el desperdicio de prendas elaboradas pero que no llegan a venderse.

Por el momento, además de con H&M tienen firmado un acuerdo con la firma bávara Hirmer para ofrecer camisas a medida de sus marcas premium. Östeberg señala que están en negociaciones con otras marcas.

La tecnología en el mundo de la moda la hará más “sostenible”

“La tecnología debe hacer a la moda más sostenible. Y eso no solo se refiere al medio ambiente, sino también hablamos de sostenibilidad financiera. Las dos están intrínsecamente ligadas”, señala Östeberg.

En este aspecto, el empresario explica que actualmente la industria de la moda está teniendo problemas desde hace un tiempo y a pesar de esto, una gran parte de ella sigue con la misma estrategia: hacer más cosas y más baratas. Aunque, explica, que en lugar de invertir en tecnologías más eficientes simplemente ha trasladado su producción a todo el mundo buscando costes laborales más baratos.

“Este es un pensamiento a corto plazo”, señala,

Sin embargo, el fundador de la compañía apunta que la moda bajo demanda sí que puede ser una solución para estos problemas al reducir los costes de las devoluciones y promover una producción cercana al punto de venta, lo que hace que se recorten los costes de transporte, emisiones e incluso de reparto.

Por el momento, solo hacen camisas para hombres. Pero de aquí a cinco años esperan trabajar con ropa tanto de hombre como de mujer convirtiéndose en “una parte integral de la experiencia de compra”.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider