Innovación

Esta parte del ojo puede ser resistente al SARS-CoV-2, apunta un nuevo estudio

Una parte del ojo puede ser resistente al SARS-CoV-2, apunta un nuevo estudio

Una nueva investigación preliminar realizada por científicos de la Universidad de Washington en St. Louis apunta a que la cornea, que cubre el iris y la pupila en nuestros ojos, parece ser resistente a la infección por coronavirus en experimentos.

Quedan muchas incógnitas por delante en torno al SARS-CoV-2, ese virus que se ha cobrado 1.214.645 vidas desde su aparicion, y cuyos casos ascienden a casi 47 millones y medio de personas infectadas. La guía oficial de los CDC sugiere que la principal forma en que se propaga el virus es a través de gotitas respiratorias o pequeñas partículas, expulsadas de la boca o nariz de las personas infectadas y luego inhaladas por otras personas.

No obstante, no es la única forma en que circula el virus. Las mismas gotas y partículas infecciosas pueden aterrizar en diversas superficies o materiales y transferirse al tacto, por lo que podría producirse la infección al tocar un objeto con partículas de virus y tocarse a continuación la boca, la nariz o los ojos. En torno a estos últimos queda mucho por investigar, y aunque puede ser una vía residual o poco probable, los científicos la consideran “biológicamente plausible”.

Ahora una interesante primera evidencia sugiere que al menos una parte del ojo puede ser resistente al SARS-CoV-2, incluso cuando es susceptible a otros tipos de virus. Se trata de un nuevo estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Washington en St. Louis, el cual determinó en experimentos que la córnea, la cúpula transparente en la parte frontal del ojo que cubre el iris y la pupila, parece mostrarse resistente a la infección por coronavirus. Sus autores enfatizan que estos hallazgos son solo preliminares.

¿Tienen menos riesgo de contagiarse de coronavirus las personas con gafas?

“Nuestros hallazgos no prueban que todas las córneas sean resistentes”, advierte el microbiólogo molecular Jonathan J. Miner, primer autor del estudio, en que todos los donantes de córnea probados se mostraron resistentes al nuevo coronavirus. “Es posible que un subconjunto de personas tenga córneas que apoyen el crecimiento del virus, pero ninguna de las córneas que estudiamos apoyó el crecimiento del SARS-CoV-2”.

En experimentos que utilizaron tejido de la córnea de 25 donantes humanos y también córneas de ratones, los investigadores expusieron el tejido ocular a tres virus separados: SARS-CoV-2, virus Zika y virus del herpes simple 1 (HSV-1, que produce herpes labial). En los explantes de córnea humana analizados (que también contenían algo de tejido conjuntivo, la membrana que cubre el resto de la parte frontal del ojo), el experimento mostró que el herpes y el virus del Zika podían replicarse en el tejido, pero las pruebas no mostraron signos de replicación del SARS-CoV-2, causante de la COVID-19. 

“Se sabe que la córnea y la conjuntiva tienen receptores para el nuevo coronavirus, pero en nuestros estudios, encontramos que el virus no se replicaba en la córnea“, dice el autor principal y oftalmólogo Rajendra S. Apte. El equipo todavía no tiene muy claro la forma en la que la córnea y la conjuntiva humanas pueden resistir el SARS-CoV-2. Un potencial inhibidor molecular de los virus en el ojo, llamado interferón lambda, pudo limitar el crecimiento del virus en la córnea humana para el VHS-1 y el virus Zika, pero el bloqueo de la proteína no pareció aumentar la capacidad de replicación del SARS-CoV-2. 

Por el momento la hipótesis que los investigadores barajan se ampara en que la resistencia de la córnea humana al coronavirus probablemente esté regulada por una vía antiviral distinta. Mientras se investiga, no debemos asumir que los ojos sean escudos o vías de entrada protegidas e impenetrables ante el coronavirus.

Los hallazgos han sido publciados en la revista Cell Reports.

Fuente | Science Alert

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.