Innovación

Esta IA genera rostros que te parecen atractivos leyendo tus ondas cerebrales

Esta IA genera rostros que te parecen atractivos leyendo tus ondas cerebrales

¿Qué tienen aquellos rostros que consideramos atractivos? Nuestros gustos personales están atravesados por factores culturales y psicológicos que desempeñan un papel inconsciente. Un experimento con IA se ha propuesto generar retratos atractivos, y estos han sido sus resultados.

La belleza se trata de una noción abstracta ligada a numerosos aspectos de la existencia humana. 

Caracterizar a alguien como bello suele partir de la belleza interior, que abarca factores psicológicos como congruencia, elegancia, encanto, gracia, integridad, inteligencia y personalidad y belleza exterior que incluye algunos aspectos físicos como juventud, medianidad, salud corporal, sensualidad, proporción y simetría.

En la actualidad, investigadores de la Universidad de Helsinki y la Universidad de Copenhague han estado trabajando para profundizar en este concepto todavía con mucho por descubrir. Para ello, han utilizado mediciones de electroencefalografía (EEG) para lograr que una IA comprenda nuestras nociones subjetivas de lo que hace que los rostros sean atractivos, según los hallazgos publicados en IEEE Transactions on Affective Computing.

El experimento llevado a cabo con 30 voluntarios funcionó al estilo de la app de citas Tinder, tal y como explicó el investigador principal Michiel Spapé del Departamento de Psicología y Logopedia de la Universidad de Helsinki. Combinando informática y psicología, los responsables del estudio generaron una red neuronal generativa adversaria (GAN) para crear cientos de retratos artificiales.

Los voluntarios recibieron una a una las imágenes “sintéticas” creadas por la Inteligencia Artificial, prestando atención a los rostros que encontraban atractivos mientras usaban gorros elásticos equipados con electrodos para medir su actividad cerebral. Cada vez que un participante encontraba atractivo un rostro, solo tenía que mirarlo en lugar de deslizar el dedo hacia la derecha.

Un hacker consiguió que 800 usuarios de Tinder ligasen entre ellos sin saberlo

El siguiente paso fue evaluar la actividad neuronal para interpretar las respuestas cerebrales en términos de cuán atractiva era considerada por el espectador cada rostro. “Una interfaz cerebro-computadora como esta es capaz de interpretar las opiniones de los usuarios sobre el atractivo de una variedad de imágenes”, explicó el director del proyecto, investigador y profesor asociado de la Academia Tuukka Ruotsalo.

Después de interpretar sus puntos de vista, el modelo de IA que analiza las mediciones cerebrales y las GAN que modelan los rostros pueden generar juntas imágenes faciales nuevas adaptadas de forma personalizada a lo que cada persona en particular encuentra atractivo. Las caras especiales para cada participante fueron probadas en un procedimiento de doble ciego contra controles emparejados. Así, pudieron cerciorarse de que las nuevas imágenes coincidían con las preferencias de los sujetos con una precisión superior al 80%. 

“El estudio demuestra que somos capaces de generar imágenes que coincidan con las preferencias personales conectando una red neuronal artificial a las respuestas cerebrales. Demostramos que es posible detectar y generar imágenes basadas en propiedades psicológicas, como el gusto personal”, explicó Spapé.

Aunque el estudio tiene un tamaño pequeño, resulta muy interesante para probar cómo la IA se está sofisticando para comprender las motivaciones humanas. El disposiitvo podría orientarse próximamente a distinguir estereotipos o prejuicios implícitos mientras que desarrolla y afina su comprensión de las diferencias individuales.

Imagen | Michiel Spapé/YouTube

Fuente | Interesting Engineering

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.