Energía

Hielo inflamable: esta podría ser la energía del futuro, y procede de Japón

hielo

Una nueva investigación puede lograr que Japón sea independiente energéticamente: el hielo inflamable que se encuentra en su territorio. A este hielo se le puede prender fuego ya que contiene metano, y puede ser la energía del futuro.

Varias investigaciones y empresas internacionales en Japón han descubierto esta sustancia conocida como hielo inflamable, que no es otra cosa que gas metano atrapado en el hielo alrededor de Japón, y que podría ser la energía del futuro.

En ciertos lugares de la superficie estos trozos de hielo de agua congelada y metano se erosionaron, formando pequeñas montañas que parecen hielo sucio pero que al encender un fósforo cerca no solo se derrite sino que se prende fuego. Así, este metano que forma el hielo inflamable se podría utilizar como combustible.

Lo difícil es recuperar este gas y traerlo a la superficie, según algunas personas expertas. “Una cosa que está clara: nunca vamos a bajar y explotar estos depósitos parecidos al hielo”, ha explicado Carolyn Ruppel, la directora del Proyecto de Hidratos de Gas del Servicio Geológico de EE.UU.

Esto se debe a que los hidratos de metano son sensibles a la presión y la temperatura, con lo cual es complicado desenterrarlos y sacarlos a tierra.

Estos hidratos de metano se forman aproximadamente a 500 metros de profundidad, donde la temperatura es deunos cero grados centígrados, y la presión es mucho más alta. Por eso es tan difícil de extraer, aunque se ha encontrado otra forma para lograrlo con mayor efectividad.

El equipo de investigación y desarrollo de hidratos de metano en Japan Oil, Gas and Metals National Corporation, y uno de los principales investigadores en el programa del gobierno de Japón, ha logrado producir gas con reservas de hidratos de metano al perforar un pozo en el lecho marino de la fosa de Nankai, situada en la coste este de la isla principal de Japón.

Aunque no es del todo efectivo, ya que se hicieron pruebas y la arena entró en el pozo bloqueando el suministro, en 2017 se realizó una segunda prueba en la que el pozo estuvo 24 días sin ningún problema técnico, según afirma Koji Yamamoto, director general del grupo de investigación.

Este hallazgo podría hacer que Japón tenga independencia energética. Pero hay detractores de esta extracción, por la desconfianza que se tiene a perturbar el lecho marino. “En general, la gente se asusta si se le hace algo al fondo del océano. Se sabe que el lugar es inestable y ocurren terremotos”, afirma el traductor técnico y exanalista de investigación que trabaja en hidratos de metano en el Instituto de Energía Natural de Hawai Ai Oyama.

El mayor temor se centra en la despresurizacion del depósito de hidrato de metano, que podría hacer que toda la reserva se volviera inestable. Si esto ocurriera, el gas metano se podría liberar al océano además de una gran cantidad de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Además, el hidrato de metano libera mucha agua y gas cuando se desestabiliza, lo que haría que se introdujera mucho más líquido en los sedimentos debajo del fondo del océano. Es decir, en una gran pendiente, podría hacer que hubiera desprendimientos de tierra y según algunos ecologistas hasta provocar un tsunami.

Estas tecnologías del sector de la energía cambiarán nuestra vida en los próximos 10 años

Los datos que han sido tomados en las investigaciones no demuestran que esta técnica desestabilice el fondo del océano, según Yamamoto. “Creemos que la producción de hidratos de gas es inofensiva para el medio ambiente. Aun así, las personas tienen preocupación”, ha explicado el científico.

Por eso las investigaciones principales se quieren centrar en lugares menos peligrosos, es decir, en el permafrost. El permafrost es la capa de roca o suelo congelada permanentemente que cubre el suelo de las regiones polares y en las altas montañas.

Aunque todavía no se puede invertir mucho en tecnologías para su extracción, este puede ser un gran recurso económico para el país nipón, y podría utilizarse como combustible de transición entre los combustibles convencionales y las energías renovables.

Así, este hielo inflamable podría ser la energía del futuro, un metano que se puede extraer del permafrost de Japón próximamente.

Vía | BBC

Te recomendamos

Sobre el autor

Alicia Ruiz Fernández