Parece que Portugal lo tiene más claro que España a la hora de apostar por las energías renovables. El país vecino cerró su primera subasta de renovables con el precio más bajo de Europa y esto puede suponer un soplo de aire para España pues, al final, alberga condiciones meteorológicas parecidas y un nivel de radiación solar muy similar.

El mercado luso ha cerrado su primera subasta de energía solar con un precio de 20 euros por MW/h, la mitad del precio actual del mercado Ibérico.  La cifra no es baladí pues se trata de una de las más bajas en todo el mundo y viene a confirmar el interés inversor en el sector de las energías renovables, más concretamente, en el mercado de la energía solar en la Península Ibérica.

El 1,2% del Sahara podría abastecer con energía solar a todo el planeta

Salieron a concurso en el mercado portugués 1.400 MW fotovoltaicos que han levantado hasta 1.200 millones de euros de inversión. Aunque no hay todavía resultados oficiales, sí se sabe que los precios de algunas adjudicaciones fueron muy bajos, según El Economista. El precio mínimo, no obstante, lo marcó Brasil hace unas semanas, con 15,49 euros por MW/h.

Las energéticas españolas ya han puesto el ojo sobre Portugal. Tanto es así que Iberdrola se ha adjudicado el mayor número de lotes en esta primera subasta fotovoltaica del mercado luso. Aún así, según informó el secretario de Estado de Energía portugués, la mayor potencia fue a parar a manos de la francesa Akuo, con hasta 370 MW, tal y como recoge Cinco Días.

Más allá de esta primera subasta de potencia fotovoltaica, hay otras cosas que Portugal ha estado haciendo bien: la energía de fuentes renovables en el país luso supone un porcentaje significativamente mayor en el consumo eléctrico en comparación con España, el país vecino ha alcanzado récords de consumo eólico a los que España ni se acerca y se ha adentrado antes en la energía eólica marina. A todo ello hay que sumarle la amenaza especulativa que se cierne sobre el mercado español de renovables.

España produjo en 2018 un 35% menos de energía de origen renovable que Portugal

Sin embargo, a pesar de que España tenga más costa y superficie y disponga de unas condiciones de luz y meteorológicas similares a de Portugal, España produce un 35% menos de energía verde.

Mientras que en el mercado luso un 75% del consumo eléctrico procedía de energías renovables en 2018, en España la electricidad procedente de energías limpias suponía  40% (teniendo en cuenta la particular casuística de que el impuesto al sol todavía no había sido derogado), según publicó La Sexta

Portugal cuenta con 1,22 GW de capacidad fotovoltaica en carteraque se encuentran en diferentes etapas de desarrollo, según un informe de GlobalData. El objetivo es que la cifra ascienda a 1,74 GW para 2023 pero las cifras de la reciente subasta y la prevista para enero de 2020 apuntan que en 2023 se alcanzarán entre 3,8GW y 4,3 GW.

No obstante, todo apunta a que España tomará la delantera. Cierto es que ninguno de los proyectos de energía solar adjudicados en el mercado español se conectaron a la red el pasado año, sin embargo, la publicación Energías Renovables estima que la capacidad solar fotovoltaica en España podría llegar hasta los 24,5 GW en 2023.Esta cifra supondría instalar una capacidad adicional de 19,5 GW en los próximos cinco años. En un horizonte más lejano, el Plan Nacional de Energía y Clima tiene previsto instalar más de 30 GW de energía solar hasta el año 2030.

En febrero, Portugal marcó récord en consumo verde con un 90% de producción eólica

Pero además, el pasado 1 de febrero, Portugal volvió a marcar récords al registrar que casi el 90% del consumo eléctrico era de origen eólico. El país luso sacó ventaja a España con una producción diaria de 102,8 Gwh y 4.594 MW en el pico de máxima potencia, según informó ABC.

Pero no se trata de la primera vez. Ya en marzo de 2018, el país luso logró convertirse en referencia en renovables. Las necesidades energéticas de ese mes se cubrieron con energías verdes: entre fuentes hidráulica, eólica, solar, geotérmica y biomasa. De hecho, en este momento la producción de energía limpia superó, por primera vez, a la demanda, según los datos publicados por la Asociación Portuguesa de Energía Renovable y la institución internacional Sustainable Earth System Association y que recoge Euronews.