Innovación

Encuentran 40 nuevas especies de peces en un lago africano

Encuentran 40 nuevas especies de peces en un lago africano

En el mundo hay documentadas alrededor de 34.000 especies de peces en todo el mundo, habitantes de múltiples ecosistemas acuáticos. En un lago de África investigadores acaban de descubrir, nada más y nada menos, que 40 especies nuevas, fruto de la hibridación.

Nuevos descubrimientos en el campo de la biología: un equipo de investigadores dirigido por la bióloga evolutiva Joana Meier de la Universidad de Cambridge ha descubrió docenas de nuevas especies de peces depredadores de agua dulce en el lago Mweru de África, ubicado en la frontera entre Zambia y la República Democrática del Congo.

En un artículo publicado en la revista Nature, calificaron de “una diversidad espectacular” este enclave geográfico, de tal magnitud que los zoólogos nunca se habían encontrado antes algo similar. “Encontramos una variedad deslumbrante de nuevas especies ecológicamente diversas, llamadas radiaciones, que antes eran desconocidas”, dice Meier.

Las especies de peces que los investigadores observaron en el lago Mweru son cíclidos de la familia Cichlidae, una familia muy diversa de peces, la mayoría de los cuales viven en hábitats de agua dulce. En concreto, se hallaron más de 40 especies de cíclidos previamente desconocidas en el lago Mweru, las cuales se adaptaron para usar todos los recursos alimenticios disponibles en el lago.

Algunos de estos peces se alimentan de larvas de insectos, mientras que otros lo hacen de zooplancton o algas. Parte de ellos son depredadores a los que llamamos “serrancrominas de dientes grandes”. El surgimiento de la especie es producto de la hibridación en la reproducción, siendo las hembras clave en esta ecuación.

Antidepresivos, cremas solares y antibióticos alteran el metabolismo de los peces

Cuando los investigadores realizaron pruebas en cíclidos en cautiverio, percibieron que las hembras de una especie solo elegirían aparearse con un macho de una especie diferente si sus escamas fueran de un color similar al de los machos de la suya. 

Además, los investigadores vieron que cuando la visibilidad era pobre, los cíclidos hembras no podían diferenciar entre los machos que pertenecen a su especie y los que pertenecen a otras especies, lo que hace más probable el cruzamiento. Meier y sus investigadores estimaron que estos escenarios tuvieron lugar un millón de años atrás en la formación del lago Mweru. Esta fecha se considera reciente en términos evolutivos.

“Cuando se formó el lago Mweru, combinó linajes de cíclidos del Congo y el Zambeze. Los cíclidos de estos diferentes sistemas de drenaje luego se aparearon entre s, produciendo descendencia muy diversa, combinando los rasgos genéticos de ambas especies parentales”, destaca la investigación. La competencia entre especies por los recursos puede conducir a la extinción de algunas de estas razas híbridas.

El descubrimiento contradice la noción tradicional de que la hibridación es negativa porque las especies pueden funcionarse en una sola y perderse biodiversidad o las especies locales.

Imagen | Prof. Ole Seehausen

Fuente | Medical News Today

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.