Energía Innovación

Un 25% de las carreteras españolas provocan la mitad de las emisiones de tráfico

Un 25% de las carreteras españolas provocan la mitad de las emisiones de tráfico

Una cuarta parte de las carreteras españolas son responsables de la mitad de las emisiones contaminantes de tráfico, según un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid.

Por todos es sabido que el tráfico rodado es uno de los principales contribuyentes a las emisiones de gases de efecto invernadero en los países occidentales. Tanto es así que, en el caso español, la red de carreteras del Estado produjo nada menos que 28.134,3 Kt de CO2 equivalentes (KtCO2eq.) en esta clase de emisiones durante 2012.

Lo curioso es que este fenómeno no se produce de manera uniforme a lo largo de los 26.000 km que comprende esta red de carreteras, sino que se concentra de manera reseñable en una pequeña parte de ellas. Así lo refleja un estudio del Centro de Investigación del Transporte (TRANSyT) de la Universidad Politécnica de Madrid, según el cual el 25% de la red es responsable del 51% de las emisiones de gases de efecto invernadero del tráfico en nuestro país.

100 empresas son culpables del 70% de las emisiones mundiales de CO2

Dicho de otro modo: el tráfico de apenas una cuarta parte de nuestras carreteras supone más de la mitad de la contaminación producida en estas lides. Además, según han detallado los científicos, estas vías especialmente problemáticas pueden agruparse en únicamente siete corredores principales, como puede verse en el siguiente mapa:

De esos siete corredores, que representan el ya mencionado 25% de toda la red, el que más contribuye es el Mediterráneo con un 17% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Además, en cualquier corredor, los tramos con mucha carga de vehículos pesados, los de velocidad mayor de 100 km/h y las carreteras con pendientes pronunciadas son los que más contribuyen a las emisiones nocivas de las carreteras españolas.

Para disminuir las emisiones producidas por el tráfico, una de las estrategias clave, y que genera mucho debate, es la reducción de la velocidad máxima permitida a los vehículos. El estudio de la UPM ha cuantificado la repercusión de medidas de este tipo tanto en vehículos ligeros como pesados. “Los resultados indican”, declara Natalia Sobrino, “que una reducción de la velocidad máxima en 10km/h para los vehículos ligeros en el corredor del Mediterráneo podría reducir hasta un 3,5% las emisiones GEI del corredor. Esto la convierte en una de las estrategias más eficientes de cara al diseño de un sistema de transporte más sostenible”.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y ganador del European Digital Mindset Award 2019.