Innovación

Descubren dos bacterias que se comen el caucho de los neumáticos

Descubren dos bacterias que se comen el caucho de los neumáticos

Descubren una bacteria que come neumáticos, lo cual podría ser una solución perfecta para el problema de la gestión y reducción de los neumáticos gastados.

El artífice del hallazgo es un adolescente chileno, Jorge Miles, de 18 años. El joven ha logrado aislar microorganismos capaces de alimentarse y degradar el caucho. Es decir: esta bacteria se come el caucho, con lo que el proceso de degradación podría pasar de los miles de año actuales a tan solo diez.

Descubren una bacteria que ‘come’ neumáticos

Estas dos bacterias que comen neumáticos son la cocacea gram positiva y un hongo dorado. Con ellas, y tal y como explican los colegas de Asepa en su boletín, Miles encontró la inspiración para empezar a investigar esta bacteria come-neumáticos en un espacio sostenible de su centro de estudios, en el cual las plantas crecían dentro de unas ruedas.

Con la ayuda del bioquímico Patricio Kim, Jorge Miles empezó a analizar esta situación, hasta que finalmente dio con dos bacterias que eran capaces de ir eliminando caucho mientras se alimentaban. Según Miles, estas dos bacterias podrían llegar a hacer desaparecer el caucho de las ruedas en tan solo 10 años, un tiempo irrisorio si se piensa en los miles de años que actualmente se necesitan para que realmente sean eliminadas.

Cómo serán los innovadores neumáticos del futuro, según Hankook

La idea de Miles es poder impregnar los neumáticos del futuro con estas dos bacterias (por ejemplo, con un spray), para que estas vayan comiéndose el caucho durante los últimos meses de su vida útil, y que así no haya que almacenarlos como desperdicio en ningún momento. También podrían usarse como vertedero de neumáticos un biorreactor a gran escala que contuviese estas bacterias.

Por el momento, ambos científicos está siendo desarrollar un biorreactor artesanal con el cual serán capaces de aislar a las bacterias, para así poder trabajar con ellas y demostrar la efectividad real de su hallazgo. Este biorreactor está formado por dos recipientes unidos por mangueras, donde van a colocar trozos de neumáticos con y sin oxigenación.

*Artículo original publicado en Autobild.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.