Investigadores de la Universidad de Purdue (Estados Unidos) y el Laboratorio Nacional de Argonne han logrado diseñar un nuevo material que puede escuchar a nuestro cerebro. En concreto este material sería capaz de detectar enfermedades neurológicas como el Parkinson en sus etapas tempranas.

El cerebro humano podría detectar el campo geomagnético, según un experimento

De esta manera, este material cuántico sería capaz de entender las comunicaciones internas del cerebro y lo haría a través de átomos de las distintas neuronas que participan en la liberación de neurotransmisores.

Cabe aclarar que esta investigación se encuentra en las primeras etapas, pero nos ayudaría a recuperar un cerebro dañado o incluso a conectar personas a una computadora para realizar un seguimiento de métricas de salud profundas y así poder atajar enfermedades neurológicas antes de tiempo.

El nuevo material cuántico sido descrito en la revista Nature Communications como “una red de níquel” que sería capaz de traducir directamente las señales electroquímicas del cerebro en actividad eléctrica y ser interpretadas por una computadora.

De momento este nuevo material solo puede detectar la actividad de algunos neurotransmisores por lo que la idea de cargar o recuperar un cerebro entero está aún lejos. Evidentemente si la tecnología progresa, los investigadores serían capaces de utilizar este material para detectar enfermedades neurológicas o incluso para almacenar recuerdos.